Nuevo GOLF y GOLF GTI: actualizado más allá de lo obvio

Renovarse o morir es una premisa que hemos escuchado en más de una oportunidad y en el mercado actual cada día tiene más vigencia.

Por eso, Volkswagen ha presentado las nuevas actualizaciones de uno de sus modelos más vendidos en México: el Golf y GTI.

Nos desplazamos hacia Punta Mita para conocer al nuevo Golf, pero también a su hermano más deportivo, el GTI; en una dinámica que nos agradó mucho, pudimos comparar casi simultáneamente ambos vehículos y, sobre todo, ponerlos a prueba lado a lado.

2V3A6797

Esta séptima generación recibe cambios estéticos que le permitirán verse actualizada, pero también algunas otras mejoras en desempeño, así que, sin más preámbulos vamos a contarles cuáles son.

Son sutiles o quizás no tanto, si eres un fanático o simplemente ya te acostumbraste a ver como poco a poco la marca ha ido introduciendo ciertos cambios en todos los demás modelos de su cartera de productos y ya se te hacen familiares al ojo algunas características como el diseño de los faros de led, de niebla, sus calaveras, parrilla, molduras y hasta sus salidas de escape simuladas, ya que las verdaderas están escondidas detrás.

No puedes moverle mucho a un auto que está tan arraigado en el colectivo del país y que además representa un porcentaje considerable de las ventas y, como si fuera poco, esta generación que se presentó hace no mucho todavía tiene larga vida antes de que llegue la octava hermana.

En su interior los acabados mantienen su calidad, todo está donde debería y con la textura y suavidad a la que estamos acostumbrados (o dureza, dependiendo del plástico que toquemos). Lo que quizás nos desconcertó un poco en nuestra unidad y en otra que nos subimos (mas no en todas) es que la ausencia del seguro en la cortinilla del techo generaba un sonido algo molesto; asumimos que son casos aislados y que no tienen mucho que ver con los problemas que a inicios de mes fueron noticia -no confirmada- respecto del “tirón de orejas” hecho a la planta en Puebla por los controles de calidad.

Volviendo a su interior,  tiene un nuevo sistema de info-entretenimento con una pantalla táctil de 8 pulgadas con amplia conectividad y posibilidades de realizar incluso ajustes al vehículo.

2V3A7045.jpg

Sobre el vehículo en sí, la plataforma MQB es una matriz con el mismo módulo que le permite ahorrar al fabricante y de esa forma mejorar la competitividad.

Esta plataforma es más ligera, mejora la rigidez torsional y permite montar los mismos motores y cajas.

Hablando de motor, el Golf trae un 1.4 litros turbo TSI con 150 caballos de fuerza y 250 Nm de torque (literalmente, te pega al asiento) y tendrás la posibilidad de elegir entre una caja manual de 6 velocidades o una DSG de 7.

Lo más destacable, además de todos sus accesorios, es que desde su modelo básico trae 7 bolsas de aire, sistemas de hill hold assist, ABS, ESC y Control de Tracción.

2V3A7028.jpg

A medida que avanzamos en cada versión se le incorporan más variantes como la del techo, rines, leatherette, tela – alcántara, clima de dos zonas, sensores de estacionamiento, espejo retrovisor fotocrómico, sensores de lluvia, etc.

Se comercializará como hasta ahora en tres versiones: Trendline ($308,990), Confortline (Manual $349,900 – DSG $363,990) y Highline ($403,990).

El manejo es sumamente equilibrado y no toma mucho tiempo acostumbrarse a lo suave de su suspensión que permite un andar confortable, la dirección transmite lo necesario, no mucho más, pero debemos recordar que tenemos todavía por delante a su hermano mas brioso, del que esperamos todavía mucho más al portar las siglas GTI.

Si hemos de criticar algo, es el turbo lag que sí se siente bastante y es preciso mantener el régimen alto de revoluciones para evitar ese rango mortal en donde el auto simplemente no responde como esperamos, milésimas de segundo que se nos hacen eternas y hay que acostumbrarse para compensar las reacciones tardías.

Otra cosa que se nos hizo rara fue la posición del asiento del copiloto, que estaba muy alta y sin ser jugadores de la NBA nos incomodó un poco. Parece extraño que hayan querido que el copiloto esté a esa altura.

Hay cosas que le quitaríamos, como el park assist y agregaríamos otras, aunque sin duda está enfocado más hacia un manejo neutro que a potencia bruta.

Se nos hace mas lógico adquirir el modelo Trendline por mecánica y equipamiento, quizás el Confortline si buscas un poco más de gadgets. En el Highline estás en el límite de precios versus el Leon FR 1.8, que te da una mejor relación por lo que estás pagando.

Pero si lo que buscas es un poco más de desempeño, sigue leyendo porque nos reservamos de postre al Golf GTI.

La otra cara de la moneda : GOLF GTI

Aquí es todo más sencillo porque quien realmente compra un GTI es el conocido como cliente determinado, no hay nada que el vendedor le pueda decir que él de antemano ya no sepa.

Un auto que carga con una historia importante y no solo a nivel local, sino internacional; en México un 20 % de las ventas son de este modelo y esperan para 2018 que esa cifra sea del 30 %.

1-20-1.jpg

Solo llegará en una versión de 4 (¿o eran 5?) puertas y con caja DSG de 6 velocidades, pero en donde está la diferencia es en el motor 4 cilindros de 2.0 litros que se ve mejorado, entregando 230 caballos de fuerza (10 más que antes) y un torque de 350 Nm.

Su exterior también se ve modernizado con difusores, calaveras led, escape doble, faros y luces de niebla con diodos emisores de luz (led) y también queda abierta la puerta a personalizarlo en un futuro, ya que es algo que los clientes mexicanos han solicitado y al parecer serán escuchados.

No tiene tantas opciones como el Golf en cuanto a interiores o equipamiento; todo viene de fábrica y créannos que son bastantes, tantos que no nos vamos a poner a copiarlos cuando ustedes pueden checarlos en la página de VW México.

Los asientos en cuero con ajustes y detalles de costuras rojas, contrastes con plásticos negros hacen que la cabina se sienta especial y los emblemas GTI distribuidos tanto en el interior como en el exterior refuerzan la idea de que hiciste la compra correcta y tendrás en tus manos un pedazo de historia contemporánea para manejar.

Claro, para poder acceder a él deberás desembolsar $494,990. Nadie dijo que lo bueno o  lo exclusivo salga barato.

1 (11).jpg

Hablando de manejar, lo mejor estaba todavía por llegar ya que nos desplazaríamos desde Punta Mita hacia Guadalajara y nuestra ruta tendría no solo algunas rectas en muy buen estado sino también varios kilómetros de carreteras sinuosas de montaña donde podríamos disfrutar del GTI a nuestras anchas.

Nos sorprendió que sin demasiado esfuerzo nos vimos por encima de los 200 km/h y el motor apenas demostraba algún tipo de esfuerzo. Los más intrépidos siguieron por encima de esa cifra y nos comentaron que de igual forma el auto seguía entregando potencia útil y sintiéndose estable.

Transmite mucha confianza y, si bien por su naturaleza tiene un reglaje que lo hace más duro en su suspensión, no es tan grave como para padecerlo a diario y a altas velocidades se agradece mucho.

A diferencia de su primo, el Leon Cupra, por quienes muchos se decantarían, si este auto va a ser el de diario, te recomendamos el GTI ya que su equilibrio lo hace ideal para convivir con él en todas las tareas cotidianas.

1-21.jpg

Y es que ese es problema al que se enfrenta Volkswagen, que dentro del grupo hay opciones quizás más accesibles en precio que ofrecen un mejor rendimiento, pero al final del día hay mercado para todos, para los fanáticos de las siglas GTI, para el que prefiere tener su carro ensamblado en España y para el que no le importa ni lo uno ni lo otro, solo ir cómodo, seguro y en un auto elegante.

Es de destacar que es tanta la potencia del GTI que una vez que supera el lag, percibimos el famoso torque-steer (que se genera cuando el auto se va un poco de lado al complicársele entregar toda la potencia a las ruedas), pero lo más delicioso es el sonido de los escapes que generan toda una experiencia en cada acelerón y rebaje de velocidad previo a tomar una curva.

Fue un viaje largo por tierra, pero lo volvería a hacer porque es en esas sinuosas carreteras donde tienes dos carriles (uno de ida y otro de vuelta) que requieres toda la potencia al pedal para realizar el rebase, así como la precisión del volante para sortear los casi inexistentes baches que abundan por las carreteras.

IMG_1532.jpg

Un auto divertido que seguro disfrutarás ya sea que vayas al súper, de vacaciones o hasta con tu suegra a bordo. Con el GTI no hay pierde, además la comunidad que los nuclea como Club en México es de las más participativas y podrás, si nunca lo has hecho, llevarlo a su Track day anual en Amozoc, Puebla. Un evento ampliamente recomendado.

Nicolás Bachechi Pavone

 

Primer contacto con el nuevo VW Golf GTI

Nuestra aventura sigue;  nos iremos desde Punta Mita en Nayarit rumbo a Guadalajara, manejando el nuevo Golf GTI.


Más adelante les daremos nuestras impresiones de manejo y las actualizaciones que ha recibido.


Por ahora solo algunas fotos y el video informal del destape.


Ahhh… y lo más importante, el precio: $494,900.


#NuevoGolfGTI @Volkswagen_MX @VolkswagenMX

Celebración de los 40 años del Golf GTI en México

Como invitados VIP nos trasladamos al Autódromo Miguel E. Abed en Puebla a vivir no solo el noveno track day del Club GTI sino también a celebrar los 40 años del Golf GTI.

Menuda fiesta de celebración que tenían preparada para nosotros los amigos de VW de México, así como también el Club GTI México, único oficial en el país.

Así que con mucho gusto a las 9 de la mañana ya estábamos en la puerta de acceso listos para registrarnos y vivir un día cargado de historia y adrenalina, algo así como salir con tu tía (si la tuya querido lector) que le gusta subirse a las montañas rusas. Es decir, te sientes a gusto, aunque sea de otra época.

siete-generaciones-vw-golf-gti.jpg

Muchas cosas han pasado en estas siete (¡sí, siete!) generaciones desde que algunos ingenieros se plantearon la descabellada idea de hacer a escondidas (si a escondidas) el modelo que resultaría un gran éxito para la marca y que colmaría de ilusión y satisfacciones a sus seguidores y entusiastas.

Era claro que los zapatos que debían llenar después del Beetle (o escarabajo) eran difíciles, pero más aún pensar en llenar las carteras de la fábrica para poder seguir desarrollando más productos.

Es así que la historia dice que prefirieron arriesgarse y presentar el proyecto una vez terminado, lo más interesante fue la conversión de un vehículo práctico y utilitario de 70 caballos de fuerza en uno deportivo de 110; claro ustedes dirán mi Tsuru anda más que eso, pero piensen que la primera generación del GTI no pesaba mas de 800 kgs. Lo que lo convertía en lo que hoy conocemos como cohete de bolsillo, o como está de moda “hot hatch”, ya que la relación de peso / potencia era increíble.

A los “Jefes” les agradó la idea innovadora (así como le está pasando a Herr Editor con el Uruguayo) y le dieron luz verde, lo que siguió es conocido por todos y no es más que un gran éxito en la colección de medallas que tiene colgadas VW en su pecho.

TrackDay (6).JPG

La fórmula es sencilla, auto accesible en precio, de buen rendimiento global ya que es económico para el uso diario pero a su vez tiene la capacidad de ir rápido y volverse divertido (y poner en aprietos a algún desprevenido).

Y así sucedió con cada generación, la receta de los “abuelos” se mantuvo y con cada nueva presentación la presión hacia la fábrica alemana crecía pero con constancia y arduo trabajo los fanáticos quedaban contentos.

Estos últimos, son los que han llevado a que el GTI se haya convertido en el ícono que hoy todos conocemos.

Una fiesta singular en un entorno imposible de igualar, en donde como decíamos asistieron todas las generaciones, ejemplares personalizados, algunos preparados para la pista otros para exposiciones estáticas y el otro invitado de lujo, el nuevo Golf GTI.

En línea nos esperaban los ejemplares preparados para que nos fuéramos echando el taco de ojo en lo que el resto de los asistentes disfrutaban de las bondades de la pista.

Asi que aprovecharemos a recordarles como han ido cada una de las generaciones producidas, la primera fue desde 1974 a 1984 y es quizás la más reconocida y buscada hoy en día. De este modelo se fabricaron hasta convertibles (por Karmann) y en México se ganó la denominación de “Caribe”.

TrackDay (8).JPG

Lo destacable es que fue de los primeros motores de la época con inyección de combustible y su innovador diseño que estuvo a cargo de nada mas y nada menos que Giorgetto Giugiaro.

Su evolución 1983 a 1992 lo vio renovado en volumen y también motores habiendo ediciones de 16 valvulas y también una especial “Rallye”. En esta versión nació el “Jetta” y es para muchos la más familiar.

La tercera generación 1991 a 1997 incorporó más seguridad y accesorios para mantenerse actualizado y moderno, es para nosotros uno de los más bonitos y creemos del que también se crearon más versiones para elegir a la hora de comprarlo.

En la cuarta edición (1997 – 2003),  VW se enfocó en mejorar la calidad de sus acabados y en reforzar la fiabilidad. Aunque recordaremos esta generación por el VR32 que era un cohete capaz de generar 241 caballos de fuerza (320nm) con un motor V6 de 3.2 lts.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue con la quinta generación a partir de 2003 y hasta 2008, que presenciamos la introducción en los motores de compresores y turbocompresores que eran capaz de entregar en forma lineal toda la potencia y permitir disfrutar aún más de cilindradas más pequeñas y economizar así el consumo sin sacrificar rendimiento.

Otra vez se ofreció una versión de competencia denominada R32 que fue trabajado casi sobre la misma base de su antecesor V6 y 3,2 litros. Pero que se ofrecía con caja secuencial además de la manual y con tracción integral sobre la típica delantera.

Sobre la última versión (2008 – 2012) destacamos el cambio de la caja triptronic por la DSG de doble embrague y hasta siete velocidades. Aunque seguramente se recordará a esta generación por el famoso escándalo de las emisiones, tema que ya hemos abordado a lo largo y ancho.

Y bueno, hasta que nos tocó la hora y ya bien felices (por el estómago lleno después de una buena carne asada) que nos dispusimos a manejarlo.

Una dinámica muy buena y pocas veces vista, en donde todo estaba permitido … salvo pasar al líder de la caravana.

Fueron un par de vueltas en donde tuvimos chance de probar el modo “normal” y el modo “sport” al que le agregamos además hacer los cambios en forma manual para intentar exprimir un poco más tanto al motor como a la caja.

GTI Clubsport (2).JPG

El carro se siente sin dudas muy bien plantado, el balance está ideal y a pesar de que preferiríamos (al igual que todos los demás entusiastas presentes) uno con dos puertas este no nos desilusionó.

La aceleración progresiva y una caja acorde a los requerimientos del motor nos permitieron llevar el nuevo Golf GTI a lo ancho y sacarnos las ganas de corretearlo un poco, incluso confirmamos que aún stocks no sufren de fatiga en las continuas frenadas, cosa que otros modelos de la competencia no pueden decir.

Nos gustó mucho la comunicación del vehículo, y esto no es otra cosa más que saber mediante el volante el momento justo en el que empieza a perderse un poco el “grip” o agarre de las ruedas y en donde contrario a todo pensamiento no nos volvemos más rápidos, sino todo lo contrario el rechinar de las llantas aunque nos pensemos nos hace ver más fregones implica que estamos perdiendo tiempo y obteniendo menos de nuestro auto. Eso sin contar que estamos acabándonos las llantas.

Ya lo platicaremos en otro número, pero los límites de la adherencia o como muchos lo conocen el “circulo de Kamm” es lo que permite entender la carga tanto lateral como longitudinal que puede soportar un neumático para ofrecer la mejor adherencia

 Volviendo al tema, el Golf, sin desactivar nada nos iba avisando cuando poco a poco el carro comenzaba a deslizarse o perder adherencia y permitía realizar las correcciones necesarias para seguir divirtiéndonos, generalmente con levantar un poco al acelerador ya el carro volvía a apuntar a donde queríamos.

Los asientos sujetan en forma ideal contra las fuerzas laterales y el volante con el grosor ideal permite en todo momento controlar al vehículo sin mayores problemas, las paletas al volante nos dejan concentrarnos únicamente en el trazado de la pista y en no perder tiempo en bajar las manos a la palanca selectora de velocidades.

Nos gustó, aunque si sentimos un poco más “domesticado” ya que con una suspensión más firme y porque no una caja manual la diversión sería mayor pero entendemos que eso iría no solo en contra de la eficiencia en el gasto de combustible sino también un andar mucho más molesto en la ciudad.

DSC_0071.JPG

Cuando las pruebas sean en las calles la historia será otra, la mayoría de las ventas son para personas que realmente quizás nunca metan el auto a la pista o que quizás no lo corran como si su alma la llevara el diablo.

Calaveras de LED frontales y traseras, rines deportivos de aleación y techo panorámico son detalles exteriores que además de rejuvenecer a esta generación permiten mantenerlo acorde a los accesorios que se ofrece en el segmento.

Y aclaramos también que dentro trae un montón de cosas de conectividad, luces, pantalla, aire de dos zonas pero eso son cosas que para nosotros no son necesarias de destacar o que simplemente no debería de hacer la diferencia a la hora de escoger este vehículo sobre otro.

Lo cierto es que teniendo todavía en la retina y en las manos el sabor del Polo GTI fue difícil no compararlos y volvemos a inclinar la balanza hacia ese pequeño; pero claro ambos están enfocados en satisfacer distintas cosas sin estar peleados entre sí.

Obvio que nuestra opinión cambiaría si probáramos el Clubsport edición aniversario, ya que ese si son palabras mayores, así como lo ven en las fotos un hermanito suyo allá en Nürburgring logró establecer el tiempo más rápido para un tracción delantera en 7:49´19 y si esos 310 caballos de fuerza se hacen sentir y le ponen presión a la competencia, aunque claro de este modelo solo se producirán 400 unidades.

Creemos que esta edición es la mejor forma de rendirle tributo a un modelo que no solo fue parteaguas para la marca, si no que también ha cosechado una cantidad enorme de seguidores a lo largo de cuatro décadas.

Acabando la jornada destacamos por sobre todas las cosas, la camaradería que se vive entre apasionados del mundo motor sin distinguir edades ni sexos, y la sana convivencia que tiene como corolario al final del evento y según nos informan una sana tradición la de premiar a los mejores GTI de cada generación que asisten al evento (aunque no necesariamente estáticos).

Que bien por ellos que disfrutan de sus joyas como corresponden que para eso son, ¡no para dejarlas en cajas de cristal y no usarlas!

Clasico.JPG