Chevrolet Camaro apaga la vela de su cumpleaños con un salto

Un video hecho en Brasil, con el doble de Rápido y Furioso, muestra la acrobacia del superdeportivo para celebrar sus primeros 50 años de historia.
50 años

 

El Camaro llega a los 50 abriles más esbelto que nunca. Y para demostrarlo, Chevrolet resolvió celebrarlo de una manera un tanto radical: preparó al muscle car para que literalmente, alzara el vuelo, saltando una distancia de 10 metros entre dos plataformas estratégicamente ubicadas, de tal modo que en el salto, el propio auto pudiera apagar la vela de su pastel de cumpleaños.

El piloto ejecutante de la maniobra fue Mike Ryan, reconocido doble de Hollywood que ya hizo otras maniobras audaces en películas como Rápido y Furioso y el Exterminador del Futuro. Mientras que el modelo utilizado, fue el Camaro Fifty, edición especial conmemorativa de las cinco décadas transcurridas desde el lanzamiento del coupé americano. Bajo el cofre lleva un V8 6.2 litros con 461 hp, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 4.2 segundos.

La acrobacia se realizó en la Base Aérea del Campo do Marte, en Sao Paulo.
Para el salto, se construyeron dos rampas de 37 metros de largo cada una, mientras que la llama llegaba a casi 1.5 mts. de altura.

La verdad, no sabemos si al pasar con “el puro airecito” del vuelo realmente apagó la vela, o si más bien simplemente le cerraron a la llave del gas.
¡Pero de cualquier manera, se disfruta!

 

@ChevroletMexico

Anuncios

INFINITI en la F1

 La colaboración técnica entre INFINITI y el equipo Renault Sport Fórmula Uno les permite a ambos ser pioneros en innovación.

 

Comunicado de prensa  31/7/17:

INFINITI desarrolla innovadoras tecnologías para la Fórmula Uno™ y lleva ese conocimiento a sus vehículos de producción. Desde el inicio de la alianza técnica entre INFINITI y el equipo Renault Sport Fórmula Uno™ en 2016, ambas compañías han logrado una colaboración que beneficia significativamente a la industria automotriz y al deportemotor.

A continuación, INFINITI te invita a conocer las tres maneras en las que la marca premium japonesa ha participado en la mejora de tecnologías de la F1™ a través de su alianza con el equipo RSF1™.

1.   La contribución más destacable de INFINITI al deporte de motor es el co-desarrollo del nuevo y revolucionario Sistema de Recuperación de Energía (ERS por sus siglas en inglés). Este sofisticado sistema recupera energía que de otro modo se perdería, y puede generar una propulsión equivalente a 120 kW o 160 caballos de fuerza.

2.   La participación técnica de INFINITI es la oportunidad perfecta para generar un intercambio de tecnologías entre compañías y entre industrias. Esta sinergia propicia la innovación y nuevos métodos de trabajo; por eso, el desarrollo de componentes híbridos para el motor del equipo Renault Sport F1™ es un proyecto clave para ambas compañías. Se trata de una colaboración integral que establece las bases para la transferencia de tecnologías de la pista a las calles y viceversa.

3.   INFINITI está aportando su conocimiento experto en tecnologías híbridas al equipo RSF1™ en las instalaciones de I+D de motores en Viry-Châtillon en Francia. De hecho, un equipo de especialistas en tecnología híbrida de INFINITI, se trasladó del centro técnico INFINITI en Atsugi, Japón, a Francia para trabajar con el equipo en el ERS.

La colaboración técnica en el desarrollo de tecnologías para la Fórmula Uno™ les permite a INFINITI y al equipo Renault Sport Fórmula Uno™ ser pioneros en innovación. Además, con mejoras constantes y empujando los límites del potencial de los vehículos, INFINITI cumple su promesa de marca Empower the Drive y ofrece la experiencia de manejo más avanzada.

 

@RenaultMX

Entregan los primeros 30 Tesla Modelo 3

En vistosa ceremonia en sus instalaciones en Fremont, CA, los 30 primeros compradores recibieron las llaves de sus nuevos autos.

Especificaciones del Tesla Modelo 3:
(equipo de serie) Hay 3 versiones:  S – E – X (no es broma, así les pusieron)
Precio en California – $35,000 USD

 

Alcance: 350 km
Supercarga: 210 km de rango por cada 30 minutos
Carga casera: 50 km por cada hora  de carga.

Desempeño

0-100 km/h: 5.6 segundos
Vel Max: 210 km/h

Pantalla interior de 15” touch
A/A dual y radio con FM/y streaming por Internet
Vestiduras de tela
Consola con 2 puertos USB
Wi-Fi y LTE internet a bordo
Controles de voz y control remoto de apertura
Bluetooth
Asientos traseros divididos 60/40
Cámara de reversa
Retrovisor fotocrómico
Ventanillas y seguros eléctricos
Faros LED

8 cámaras y radar con 12 sensores de ultrasonido para seguridad activa
(anti atropellamiento o choque)

6 bolsas frontales y 2 de cortina

Control electrónico de estabilidad

4 discos con antibloqueo

Garantía:  4 años o 75,000 km

Gtia de la batería: 160,000 km

 

 

Llegada a México: no ha sido anunciada.  Guarden su dinero en el banco pero en una cuenta donde puedan tenerlo disponible pronto.

¡Tiguan en la Cima!

Ya está por salir Motor y Volante de Agosto

No nos gusta ser menos que nadie, así que como las demás revistas recibieron su Tiguan para prueba antes que nosotros, pues pudieron salir unos días antes “al aire”.

Por lo tanto,  no nos queda más remedio que hacer que nuestras pruebas y nuestra revista de este mes… ¡SEAN MEJORES que todas las demás juntas!

Motor y Volante de Agosto ya está en preparación y saldrá a distribución la semana próxima, con la nueva Tiguan como estrella (se lo merece, ya verán por qué) y acompañada por las también emotivas pruebas del Ford Focus RS  a toda máquina y del Chevrolet Bolt EV a todo …er,hmm…  ¡a todo voltio!

Además de otros artículos muy sabrosos para leer, “algunos” de los cuales “algunos” afortunados ya pudieron leer en “alguno” de nuestros diversos medios.

Si te gustan los coches ¡la M/V 423 no te la vas a acabar!

Así que, prepárate a ver la ÚNICA PRUEBA en la que la Tiguan 2.0 turbo trepa  rumbo a los 5,000 metros de altitud, a través de terracerías, zanjas, socavones y pedacería de lava.
Hasta arañar la nieve, casi. (Es que teníamos ganas de una de limón- y nos daba flojera caminar).
¿Vamos en camioneta, no? ¡Al cabo que es 4×4 y Turbo!

 

 

@VolkswagenMX @FordMexico @ChevroletMexico @MotoryVolante #Tiguan #FocusRS #Bolt

 

VW Polo 2018 Sportline: la no tan evidente renovación de una opción muy evidente

Ustedes se preguntarán por qué no es tan evidente y es sencillo. Si miran las fotos, ustedes, estimados lectores que ya tienen el ojo entrenado, se darán cuenta de que estéticamente esta nueva versión no aporta muchos cambios.

Realmente, por fuera son pocas las cosas que le han agregado: unos rines de aluminio de 16 pulgadas, espejos laterales de color negro, facias del color de la carrocería, faros de niebla, un emblema TSI y listo.

IMG_6712.jpg

Es que este “nuevo” Polo Sportline viene a complementar el resto de la oferta del modelo, que tiene como tope al fabuloso GTI y el Startline, que es el nivel de entrada.

Por eso, con este modelo obtendrás, sin irte al deportivo, todo lo posible en cuanto a gadgets y esas cosas que no nos emocionan tanto, pero sí venden y el mercado local pide.

Lo que sí nos emociona es el motor de 4 cilindros con un desplazamiento de 1.2 litros, que genera 105 caballos de fuerza y unos generosos 175 newton metro de torque. La relación peso potencia es justa.

Lo primero que dirán es que “es un motor chico” y no lo discutimos, pero el turbo que incorpora ayuda mucho para que no se sienta como una tortuga y sea castigado por la gran altura de la Ciudad de México.

IMG_6715.JPG

Reiteramos que es un auto para la ciudad, aunque no queremos decir con esto que no pueda ir a los cuartos de milla del Centro Dinámico Pegaso, sino más bien que está enfocado en hacer cómodos los traslados y, sobre todo, en la eficiencia en cuanto a consumo y  emisiones.

Volkswagen declara un consumo promedio combinado bajo circunstancias de laboratorio de 18.9 kilómetros por litro. A nosotros nos dio un poco menos, entre 14 y 16 kilómetros por litro, que no están nada mal considerando que quienes íbamos en el carro no éramos peso pluma, con el aire acondicionado casi al máximo y pisándole como corresponde (hasta en un momento se nos sumó un tercer tripulante para hacer mucho más ameno el viaje).

¿Qué tiene que ver todo esto? Es que nos lo llevamos a tierras conocidas, el destino de la prueba fue ir a Tepoztlán desde la Ciudad de México, haciendo un par de escalas y tomando la carretera de Cuautla.

Nos asombró mucho el buen ritmo que pudo llevar el Polo Sportline a una velocidad constante de 160 km/h y sin hacer “feos” (superar esa velocidad es irle rascando los tanates al león, sin necesidad alguna).

Polo-Sportline-exterior-3.jpg

De todas formas, se siente estable, algo de lo que no todos los modelos de la competencia pueden jactarse, ya que por encima de los 120 km/h uno empieza a sentir que flotan o el volante se vuelve una barra de mantequilla de lo blando que se pone.

Yendo cargados como dijimos, con el aire el motor parecía decirnos “vamos, que aún tengo un poco más para dar”. A 140 km/h, nos sobraba un cambio en la caja y todavía algunas RPM (superaban las 5 mil).

Entonces, reiteramos que, si bien no hay reemplazo para el desplazamiento, este pequeñín no te dejará con las ganas de corretearlo y tampoco te irán pasando como si trajeras el freno de mano puesto.

Y es que el emblema TSI que le pusieron no es solo para que se vea lindo, es un muy buen motor con inyección directa, que sumado a la caja DSG de 7 velocidades que -como dijimos en otras oportunidades- hace muy bien su trabajo y por eso VW solo se ha limitado a darle algún upgrade, pero no a tocarle mucho más para seguir la fórmula de “si funciona, no lo toques”.

A veces es mejor ir rápido en un auto lento, que lento en un auto rápido y el Sportline te permite eso y además te prepara para el GTI (¡que es el que todos deberíamos tener en la cochera! … (NdE: como verán, el Charrúa aún no supera haber devuelto ese carro).

Polo-Sportline-Interior-2.jpg

Hasta en las rosas hay espinas y lo que le tenemos que reclamar a Volkswagen es que todavía no trae frenos de disco en las cuatro ruedas, atrás son de tambor y es algo que si vas a ir jugando a las carreritas, no está tan padre. Nosotros no sentimos fatiga en este primer contacto y en el tramo que lo probamos, pero no por ello descartamos que pueda suceder y, además, nos gustaría contar con ellos.

En cuanto a asistencias, trae sistemas de frenos anti bloqueo (ABS), control electrónico de estabilidad (ESC), sistema de bloqueo electrónico del diferencial (EDS) y control de tracción (ASR). Como elementos de seguridad pasiva, por ahora solo trae dos bolsas de aire como pide la ley, pero nos gustaría también al menos un par más.

El Sportline es un auto urbano que te permitirá además salir de vacaciones sin sufrir tanto, es ese auto que entre semana te lleva a ti al trabajo y el viernes en la noche se lo prestas a tu hijo para que salga con sus amigos o su noviecita. Bueno, eso presume, porque nuestro Jefe de Pruebas cuando era aún más joven iba a “patín” o con la gracia de algún amigo que era su fiel UBER (dice que le manda saludos a Matías y al fiel Nissan, pero esa ya es otra historia).

Los asientos son de tela bitono, que si bien son confort tienen buena sujeción lateral y no son tan cansados o duros; trae una pantalla touch, usb, mp3 y, ya saben, un largo etcétera que no vamos a repetir.

El volante forrado en piel es cómodo, permite ajustar a la posición del conductor que tendrá buena visibilidad y controles variados para ir viendo información en la pantalla central dentro del panel de instrumentos, así como controlar los demás accesorios.

Es cómodo hasta para los pasajeros de atrás y tiene un espacio de cajuela muy decente, que hasta alberga una llanta de refacción.

El precio del Sportline es de $269.990, que no es barato pero tampoco está tan caro. Esperamos que quizás en la próxima renovación se incluyan los elementos antes mencionados y algunos otros como faros de led o sensores traseros de estacionamiento, para compensar y tener mejores herramientas para luchar contra la competencia.

En este rango de precio apenas pagarás tenencia el primer año y tu consumo de combustible será muy bajo, el seguro tampoco debería ser un problema. Esto lo decimos por los lectores jóvenes que piensan en el Polo Sportline como primera opción de compra.

Tampoco debería ser un problema algo que muchos en nuestras redes sociales manifestaron, que es un auto hecho en la India (si no tenemos mal el dato, desde 2004 se comenzó a importar este modelo y no ha cesado).

El estándar de calidad lo pone VW y son ellos quienes controlan los procesos de producción y calidad; así que como un tema netamente financiero, si conviene más hacerlos allá que aquí, no debería ser un problema.

Para quienes se ponen en esta postura, espero que no se alteren cuando algún extranjero se queje de que tal o cual carro es malo porque está armado en México, seamos congruentes.

En calidad de acabados y materiales empleados no se le puede objetar nada al Polo Sportline, quizás podamos pedir plásticos no tan duros, pero volvemos al círculo vicioso de pretender una calidad superior sin querer desembolsar más dinero.

NBP

¡A PETICIÓN DEL PUBLICOOOO!… lo explicamos una vez más

Plataforma NO es la parte inferior de un coche, sino su ORIGEN.

A raíz de la publicación de esta foto chistosa, se generaron muchísimas visitas en facebook expresando sus dudas.
“Chassís” en francés (que es de donde viene el término original) simplemente quiere decir “bastidor”. Lo que sería “frame” en inglés.
O sea, da igual si lo pones en francés, español o inglés, idiomas en los que usa por igual.
Lo ridículo es creer que un bastidor se llama “plataforma” (sea chasís -con largueros como éste- o carrocería integral – que es la parte inferior de una carrocería unitaria.

Plataforma comenzó usándose para implicar un mismo concepto que, con pequeños cambios, podría surtir diferentes versiones.
O sea, sacar diferentes modelos usando un mismo “cajón” de piezas comunes, un mismo tren de ideas.
Pero NO el bastidor, como se comprueba al saber que la gigantesca VW Atlas comparte “plataforma” con el Audi TT.
Y sí, plataforma sí comparten, la famosa MQB del grupo VAG.
Que es, digamos, un cajonzote de conceptos e ideas, ¡NO un mismo bastidor para vehículos tan diferentes!

Como cuando se dice “expuso su plataforma política” en un discurso.
No es que sea un “bastidor político” sino un conjunto de propuestas.

Pero los legos lo entendieron mal y pensaron que se refería a la “plancha inferior con ruedas” y lo peor, contaminaron a otros -incluyendo periodistas y changuitos en la propia industria- que lo repiten como pericos.

Es decir, los coches pueden PROVENIR de una misma plataforma, ¡pero NO la TRAEN por debajo!

Hablando específicamente de las diferencias entre chasís y bastidor, no las hay:  es en otro idioma, nada más.
Cualquiera de los dos se refiere al armazón de soporte, ya sea tubular o laminar. De hecho, en México popularmente se le llama chasís al tubular (como el de los camiones o coches grandes, vigas o tubos y escalones intermedios) y bastidor al laminar (como el de los coches chicos, láminas soldadas para formar una estructura, un poco como el origami).

TRUMP al ataque del TLCAN

…y sacude a la industria automotriz en México.

 

Si en vez de enojarnos, nos ponemos a revisar las posibles razones por las que se están queriendo imponer nuevas reglas por parte del gobierno de los EEUU (porque eso ES el gobierno de Trump; nos guste o no, su máxima autoridad oficialmente reconocida), saltan a la vista dos.

a) Los fabricantes de autos más poderosos del mundo hoy (en orden descendente, con su producción mundial -aproximada, con datos públicos, NO oficiales) son:

  1. Volkswagen (DE)            10.3 millones de unidades
  2. Toyota  (JP)                      10.2
  3. Renault/Nissan  (F/JP)     9.9
  4. General Motors   (USA)   8.8
  5. Hyundai  (KS)                   7.8
  6. Ford (USA)                         6.6
  7. Daimler-Benz (DE)           3.0
  8. BMW (DE)                          2.3

Como se observa, los fabricantes americanos ya son solo una parte del total y no los líderes, como estaban acostumbrados a presumir.  Una de ellas, FCA, ya ni es americana ni pinta como gran productor a largo plazo.
El gobierno de Trump asume que si les pone tropiezos a las marcas “extranjeras” y no mete en orden a las “locales”, su adorado papel de líderes mundiales regresará solito.

Esa es su perspectiva.

Pero trabar al TLCAN para forzar a un regreso de las cosas no surtirá ese efecto, ya que, simplemente, las fábricas (todas) se mudarán a China. Y el efecto que busca Trump resultará peor.

Es ahí donde a México nos pisarán el callo y no podemos permitirlo.

 

Henry Ford

Ocupación: Creador… y no solo de coches.

 

¿Sabes quién creó:
-Los fines de semana de descanso.
-Los días laborales no deben exceder de  8 horas
-El concepto de un “salario digno”
-40 horas de trabajo a la semana (5 días)?

No, no fueron los sindicatos ni tampoco algún gobierno neoliberal o populista.
Fue Henry Ford en 1926, para atraer a los mejores a su plantilla laboral.

images.jpg

 

El fundador de Ford no solo era un creador de automóviles; también generó ideas como la producción en serie y rompió con prácticas laborales que hasta entonces eran esclavistas. A finales del Siglo XIX, los empleados tenían que llegar dos horas antes de su “hora oficial de entrada” no solo a barrer, sino también a prender la calefacción a leña, (que habían tenido que traer a lomo el día anterior),  había niños en trabajos pesados y otras barbaridades semejantes.

Ford implantó parámetros más humanos, incluso rebasando sus ámbitos empresariales pues hasta intentó dialogar con Hitler (se lanzó a Alemania para apaciguarlo) y estilaba poderosas frases como esta, que le soltó a un colega impertinente:

“Para trabajar bien, no es necesario que nos caigamos bien;
basta con que cada quien haga correctamente lo suyo”.   

Va el reconocimiento de Motor y Volante -como analistas de la industria- a quien lo merece.

download.jpg

 

Nota de la Redacción:
Esta NO es una inserción pagada ni patrocinada.
Simplemente es una nota que creemos JUSTIFICADA por la historia.

 

 

@JulietaMelendez   @FordMX

Los Hermanos Rodríguez

20278441_1639098769457082_2501932468416806912_n_dvd.original

 

Si bien Motor y Volante solo en ocasiones excepcionales ha prestado atención a cubrir eventos de carreras, en esta temporada se conmemora a los hermanos Ricardo y Pedro Rodríguez, quienes forjaron, a mano propia, una verdadera pirámide de prestigio para el automovilismo mexicano.

De ahi en fuera -aunque siempre es debatible- casi todos los pilotos mexicanos se miden comparando sus carreras con aquellas que encumbraron a los dos jovencitos de Polanco (vecinos cercanos de “Herr Editor niño”, aunque no se trataban) que, puestos al volante, resultaron más machos y más habiles que los célebres hombres maduros que competían en los principales los circuitos del mundo.

Curiosamente, Herr Editor  -aunque calladito al respecto- asistió a varios eventos donde corrieron los hermanos voladores y, más tarde incluso, convivió con Pedro en plan profesional, pero no en una pista, sino en un set.

Gillette, la compañía donde Novaro trabajaba entonces como joven gerente de marca, decidió filmar un comercial de navajas de rasurar usando a Pedro en plan testimonial. “Yo lo conozco” abrió la bocota y así a poco se reunieron con los directivos gringos de la empresa.

Ya concertado el asunto, pasaron un par de días y muchas horas juntos preparando, trabajando, comiendo y concluyendo la filmación en unos estudios allá en la colonia Anzures de la Ciudad de México. Novaro no servía para conversar del tema porque sabía cero de carreras, cosa que sacó de onda a Pedro quien creía que todos los mexicanos seguían su trayectoria, pero se entendieron bien, hicieron bromas y comieron idénticas tortas de pierna adobada en “Los Panchos”, que quedaba a la vuelta.

Semanas más tarde se estrenó el comercial y apenas empezando a salir al aire en televisión, sobrevino el terrible accidente que mató al piloto y que obligó -por razones morales- a bajar el comercial del aire.

El comercial debe seguir guardado entre las latas de rollos allá en Gillette de México.

Pero su historia sobrevivió para siempre, como podemos ver en este breve documental editado por TV Azteca, en el video que subió nuestro lector y amigo Marco Antonio Coello Rodríguez.

 

 

 

Chevrolet BOLT EV, una opción que sorprende.

Días atrás tuvimos una prueba de manejo bastante peculiar y no por el recorrido, que perfectamente puede ser el que cualquiera de ustedes, estimados lectores, puede realizar a diario, sino por el vehículo en que lo hicimos, el nuevo Chevrolet Bolt EV.

A no confundirlo con el VOLT, que ya lleva un tiempo y es un auto híbrido; su hermano con B de “bueno” es 100 % eléctrico y, por ende, más amigable con el medio ambiente.

Ya a esta altura sabemos que algunos nos dirán que en realidad aquí en México contaminamos más para hacer un 1 kilowatt que en otros países y, como consecuencia, es bueno pero no la mejor opción, al menos hasta que el gobierno no cambie algunas reglas.

Chevrolet-Bolt_EV-2017-800-15.jpg

Volviendo al tema que importa, que trae cuatro ruedas y un volante, que es el que ustedes quieren saber y no de políticas ambientales que nosotros no podemos cambiar, les contaremos cómo nos fue en un recorrido mixto entre ciudad y carretera, a cargo de tres conductores con distintos estilos de manejo.

Este modelo de Chevrolet por fuera no dice nada, es decir, se ve como un auto normal y sin saber mucho de diseño ni cosas por el estilo, se nos hace agradable al ojo.

Lamentablemente sólo llegará en una versión única, así que los interiores no podrás personalizarlos a tu gusto y, aunque no son de mala calidad ni sus acabados malos, no estarás frente a un premium. Esto no es malo, pero muchos, dado el costo del vehículo sí esperarán otro tipo de cosas. No defrauda, pero tampoco deslumbra, es justo lo que necesitas.

 

Chevrolet-Bolt_EV-2017-800-19.jpg

Lo cierto es que tampoco decepciona, su pantalla táctil y todos esos juguetes que los millenials adoran están presentes, hasta wifi para 7 dispositivos y sistema ONSTAR. Quizás a partir de este renglón ya perdimos a algunos lectores que se darán por satisfechos. Los que quieran saber algo más sobre el modelo y cómo se maneja, sigan leyendo.

Entre las cosas que nos sorprendieron, las baterías de ion-litio de 60 kWh están alojadas sobre el piso del vehículo, permitiendo de esta forma una distribución uniforme del peso, que es de 50:50, algo que como veremos más adelante se nota mucho en el manejo.

Su centro de gravedad también es bajo, no pega en topes y sus llantas son de tamaño normal (17 pulgadas) así que, como decíamos antes, por fuera se ve como cualquier otro auto.

En virtud de que todo peso ahorrado es una ventaja, no encontrarás cosas innecesarias y sí verás plásticos duros; dada esta reducción de peso carece de llanta de refacción, gran problema para las calles de México.

Chevrolet-Bolt_EV-2017-800-27.jpg

La solución son unas llantas Michelin denominadas Selfseal que sellan (sí, solitas se parchan) daños de hasta 4.8mm de diámetro… ¡wow! parecen de película, pero no, son de verdad.

Otra cosa que merece destacar y en donde no han escatimado es en la protección, además de contar con todos los sistemas pasivos y activos, el Bolt EV presume 10 bolsas de aire. Nada mal, ¿eh?

Se ofrecen dos garantías, la de siempre de la marca de punta a punta por tres años o 60 mil kilómetros y, en el caso de la batería es de ocho años, así que puedes estar tranquilo.

Quien adquiera un Bolt EV se hará acreedor a un cargador portátil para usar en caso de emergencia (se puede enchufar donde sea, como si fuera tu celular) y a un cargador rápido doméstico.

Dependiendo del tipo de cargador serán los kilómetros de autonomía que cargues por minuto. En el caso del ultra rápido, en solo 30 minutos obtendrás hasta 140 kilómetros de carga.

El cargador doméstico te brinda una carga de 40 kilómetros cada 60 minutos y con el de urgencia o portátil, te tomará más de medio día generar unos decentes kilómetros. O sea, está pensado para que lo cargues en tu casa o en algún cargador público, algo que no siempre es tan sencillo.

Chevrolet-Bolt_EV-2017-800-13.jpg

Regresando al tema peso, es importante que sea ligero, ya que con su motor eléctrico podrás sentir en cada acelerón sus 200 caballos de fuerza y las 266 libras pie de torque que dejarán su marca de hule en el asfalto (comprobado empíricamente), porque además una peculiaridad es que, por alguna razón, a diferencia de sus competidores, en el Bolt sí puedes desconectar el control de tracción y aun con él conectado, si le pisas sales rechinando llantas como todo un muscle car, porque el cero a cien lo hace en menos de siete segundos.

Dato gracioso fue que durante nuestra prueba de manejo nos emparejamos contra un Porsche Cayman S, que nunca supo qué fue lo que salió tan rápido y no se le despegaba, al menos en los primeros metros saliendo de la caseta. Sin duda, sorprende… lo malo es que por seguridad el Bolt está gobernado y no da más de 150 km/h (aunque creemos que hasta 180 sería seguro dejarle esa ventana por  las dudas, ya que nunca se sabe.

También nos gustaría mencionar que la capacidad de carga de la cajuela es bastante generosa, incluso creemos que puede albergar más cosas que modelos de otros segmentos, así que no se dejen engañar con lo pequeño que parece el auto, porque incluso en las plazas traseras también caben tres personas… y hasta pueden ser de al menos 1.75 m y no sufrirán por ir con las rodillas en el mentón.

Nuestro recorrido mixto fue saliendo de los cuarteles generales de GM en pleno Polanco y sorteando el tráfico con destino fijado hacia Metepec en el Estado de México, de ahí a Santa Fe y regresamos a Polanco.

El primer tramo pudimos probar su aceleración en modo sport (que, como si fuera un auto de combustión interna, el botón hace más sensible la respuesta del acelerador). De igual manera se utilizó en uno de sus dos modos de manejo, el LOW.

Aquí el manejo pasa a ser con un solo pie o one pedal driving; este modo es al que hay que acostumbrarse porque sería el más lógico de usar. El auto se mueve solo al acelerar y cuando dejas de ejercer presión en el pedal, desacelerará hasta frenarse totalmente.

Ideal para situaciones de tráfico en las que, además, nos permitirá en cada desaceleración generar un poco de energía. Una vez que te acostumbras, es una maravilla para ir por la ciudad sin que te importe nada.

El otro modo de manejo lo probamos ya de regreso. En Drive se asemeja mucho a un auto normal y apenas a esta altura del texto me doy cuenta de que el Bolt al final del día es eso: aunque con tecnología de punta, no busca cosas extrañas y tiene todo a lo que estamos acostumbrados.

Lo que puede hacer la transición menos dolorosa, una llave, botón de encendido, palanca de velocidades (obvio, con ausencia de túnel de transmisión), se va solo en Drive sin que le pises al freno y con una autonomía de más de 350 kilómetros (promedio) te quitará ese pendiente de quedarte tirado en la calle.

En el modo Drive, si ves una bajada pronunciada, puedes regenerar en forma adicional accionando una palanca en el volante (regen on demand). Esto hace que se active el frenado regenerativo y tú mides con esa palanca cuánto quieres que el auto desacelere sin perder el impulso.

Chevrolet-Bolt_EV-2017-800-0d.jpg

Es todavía más fácil en carretera y en tramos sin curvas poner el control de crucero y ahí el auto se encargará sin sobresaltos de maximizar el recorrido, aprovechando los descensos para cargar y de llevársela despacito, pero sin perder el ritmo en las subidas.

Gracias a la buena coordinación de la suspensión y dirección, incluyendo las famosas llantas anti ponchaduras, logramos ir trazando curvas por encima de los 120 km/h sin sentir feos, el carro se siente con buen aplomo y da confianza de seguirle pisando un poco más, no hay balanceo o body roll.

Incluso hasta nos tocó amarrarnos a 110 km/h por las obras en la carretera y un camión que detuvo sin más la circulación, pero más allá de un leve rechinido, el auto no se movió y frenó espectacularmente en una distancia sumamente corta… y hasta regeneramos unos kilómetros más de autonomía, jeje.

A pesar de que íbamos en Drive y con el control de crucero, fue más exigente para la batería el recorrido de regreso desde Toluca, ya que son casi todas pendientes, pero aun así gastamos muy poco de su autonomía.

Al final se vuelve un juego, ya que ves como avanzas en kilómetros pero gracias a la regeneración, tu autonomía no se ve mermada (vamos, que en la pantalla hasta hay una aplicación que va calificando tu manejo).

Chevrolet-Bolt_EV-2017-800-11.jpg

La clave en estos autos eléctricos en los que tenemos el 100 % de par al tocar el pedal, es ser progresivos y poco agresivos al acelerar. Puedes ir a 150 km/h, el tema es cuánto quieres esperar a llegar a esa velocidad.

Regresando a una escala técnica por un heladito (ya que no encontramos pan para el susto después del amarrón), desde Santa Fe a Polanco se nos hizo de volada el viaje y a pesar del tráfico no mermó nuestro rendimiento.

El tema que sí nos preocupa son las estaciones de carga públicas. La ciudad no está preparada aún, no hay suficientes y las pocas que hay están bloqueadas, requieren tarjeta o simplemente a alguien le valió y se estacionó ahí.

Es cultural el asunto y además implica que quien compre el carro tiene la capacidad de instalar en su cochera un cargador, cosa que como hemos visto o preguntado, no todos pueden hacerlo (porque viven en departamentos o el coche queda en la calle, etc.).

Nos comentaron que todavía Chevrolet no tiene plan de ampliar la red de cargadores y como este es compatible con otros modelos, pues aprovecharán que tienen medio camino recorrido. Ojalá se reconsidere este punto y sí le inviertan a la red de cargadores para que sea una opción todavía más viable.

Chevrolet-Bolt_EV-2017-800-23.jpg

Claro, aquí habría que pedirle también al gobierno que ayude incentivando la compra de estos autos con más descuentos o exenciones de impuestos y que les dé facilidades a las fábricas para poner cargadores, o que obligue a las plazas a tener centros de carga (en vez de estar proponiendo que tengan menos lugares de estacionamiento).

Lo cierto es que Chevrolet ha sabido capitalizar lo aprendido con el Volt y el Spark EV y, sin duda, el Bolt se convertirá en una opción muy válida para quien pueda erogar los $696,100 que cuesta.

En cuanto a si los vale, es muy subjetiva la respuesta, pero no te sentirás decepcionado si lo adquieres. Compararlo con otros eléctricos creo que no vale, porque estamos hablando de cosas distintas en lo que ofrecen y, en este caso, por autonomía el Bolt gana en todas las comparativas.

 

Nicolás Bachechi Pavone

 

@ChevroletMéxico #ChevroletMéxico #BoltEV #ChevroletBoltEV