Por fin honran a Don Ferruccio, el hombre a quien Enzo Ferrari le hizo una seña con el dedo de enmedio…

ferruccio lamborghini  foto storiche

Antes que nada: las letras «…GHI…» en italiano suenan como en «spaghetti», (o sea como en «guerrero») y no como «Spayeti» como algunos creen que se dice.

El fundador de Lamborghini, Ferruccio Lamborghini, ya fue incluido en el Salón de la Fama del Automóvil, un museo del área de Detroit que celebra a figuras destacadas de la industria automotriz. Ferruccio Lamborghini acumuló su fortuna con tractores  e inicialmente se gastó parte de esa lana en Ferraris.
Según cuenta la leyenda, Lamborghini encontró que los productos de Maranello no eran confiables y se enfrentó a Enzo Ferrari (que era su vecino de fábrica). 
Un día que Don Ferruccio vio a pasar a Don Enzo en su auto rojo, le gritó:

«Hey! Yo te voy a enseñar cómo debe ser un auto superdeportivo»

Lógicamente, Don Enzo nomás le alzó el dedo de enmedio y aceleró.

Así que Lamborghini decidió iniciar su propia empresa de automóviles. El primer esfuerzo del magnate de los tractores, el Lamborghini 350 GT, debutó en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1964. Contaba con un V-12 de 3.5 litros que producía los entonces impresionantes 350 hp con una línea roja de 7,000 rpm, y usaba un estilo GT contemporáneo con motor delantero.

miura_over_rev_01_m

Ahora totalmente inmerso en el negocio de los autos, Ferruccio Lamborghini no se detuvo ahí. Presentado como un chasis rodante en el Salón de Turín de 1965 y en forma completa en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1966, el Lamborghini Miura sentó las bases para el superdeportivo moderno con su diseño de motor central y estilo radical.

Ferruccio Lamborghini luego supervisó el lanzamiento del Countach, que se presentó en forma de concepto en el Salón del Automóvil de Ginebra de 1971, pero luego Lamborghini cambió de manos varias veces a lo largo de los años, incluida la propiedad de Chrysler, antes de aterrizar en su hogar actual con el Grupo Volkswagen.

Ferruccio Lamborghini murió en 1993. Ubicado junto al Museo Henry Ford en Dearborn, Michigan, el Salón de la Fama Automotriz también incluye a Jay Leno y la organizadora del concurso Helene Rother. Una placa de mármol con la firma de Ferruccio Lamborghini se exhibirá en el museo junto con las de otros miembros.

l