En busca del récord mundial

bloodhound-lsr_100722126_h

Hay un equipo en el Reino Unido que intenta batir el récord actual de velocidad en tierra para un vehículo dirigible de 763 mph, establecido por el piloto de combate local Andy Green en 1997 en el Thrust SSC de propulsión a chorro. El equipo es Bloodhound Land Speed ​​Record, y su automóvil supersónico, con potencia tanto a reacción como a cohete, logró alcanzar más de mil km/h durante las pruebas en 2019, con Green una vez más al volante. Bloodhound ha estado en hibernación desde entonces, ya que la financiación se agotó al comienzo de la pandemia. El proyecto, que comenzó en 2008, no está del todo muerto, aunque se necesita un nuevo patrocinador antes de que las cosas puedan comenzar a funcionar nuevamente. El último patrocinador del proyecto, rescató a Bloodhound del olvido en 2018 tras un déficit de financiación anterior, pero se agotó en 2021. Ahora avisan que usaran combustibles no contaminantes, a ver si asi atraen de nuevo la atención.