No todo lo coreano flota. Otra marca que imita a jeep sigue al borde de la quiebra

y

El fabricante de automóviles coreano SsangYong vuelve a estar a la venta después de que en enero fracasara un acuerdo de venta con un consorcio liderado por otro fabricante de automóviles coreano Edison Motors. El consorcio había acordado pagar 255 millones de dólares por SsangYong, que ha estado bajo protección por insolvencia desde 2020, pero no cumplió con el plazo de pago del 25 de marzo.

 

De todas maneras, tiene en el horno a una camioneta imaginativamente llamada «Torres» que vemos aquí:
torres 

En un comunicado realizado a principios de este mes, SsangYong dijo que está buscando un nuevo comprador y que preparará un nuevo plan de reestructuración para la aprobación judicial. Los compradores potenciales podrán ofertar por SsangYong a partir de finales de este mes, y SsangYong ya nominó al gigante químico coreano KG Consortium como su comprador preferido.