¿Se puede «ir la luz» en una torre de control aéreo?

x

  • La operación de torres de control aéreo depende de equipos electrónicos de precisión que deben operar permanentemente y cualquier corte o falla en el suministro eléctrico afectaría seriamente su funcionamiento: especialistas de CyberPower.

Ciudad de México 23 de mayo de 2022. Los equipos electrónicos que se encuentran en las torres de control aéreo, al igual que otros equipos de infraestructura crítica, como los de hospitales y servidores de información que resguardan datos vitales o valiosos, no pueden dejar de operar por fallas en el suministro de energía eléctrica y gracias a la tecnología de los UPS (Uninterruptable Power Supply, por sus siglas en inglés) se puede garantizar su funcionamiento y protección.

Es así como surgen las dudas sobre ¿cómo funciona la tecnología que mantiene encendidos permanentemente todos los sistemas electrónicos en una torre de control? Y, así garantizar un óptimo servicio para los pilotos y sus aeronaves, pero sobre todo la seguridad de los pasajeros.

Para dimensionar la gran responsabilidad y confiabilidad que se le delega a los UPS o Sistemas de Alimentación Ininterrumpida, basta decir que en el caso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), durante 2021 hubo un total de 327,889 operaciones y atendió a 36 millones pasajeros comerciales, según las estadísticas del AICM.

Durante los últimos meses, debido a las modificaciones y retos que plantea la entrada en operaciones del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), así como a reportes de incidentes sobre la dirección de tráfico aéreo, se ha cuestionado la operación en general de los sistemas que regulan la salida y llegada de aeronaves en el aeropuerto más importante de México.

Es relevante recordar que, a principios de este año, pasajeros que provenían de Cancún, Monterrey y Guadalajara, entre otros destinos, reportaron un atraso en el AICM ocasionado por fallas en el radar y eso provocó que ningún avión pudiera aterrizar en las pistas del aeropuerto capitalino. En ese momento el Servicio de Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano informó que se había presentado una falla eléctrica en la torre de control del AICM, pero que se estaba trabajando para restablecer de manera inmediata.

Al respecto, expertos de CyberPower, empresa dedicada al diseño y fabricación de productos de respaldo y protección eléctrica, con presencia mundial, explican que el escenario de “un apagón” en una torre de control o en algún otro de los muchos sistemas que se utilizan para regular el tráfico aéreo, como radares, aparatos de medición de clima, e incluso en las balizas aéreas -que son las señales luminosas que se colocan en torres y edificios altos- es muy poco probable, aunque no está exento de fallas como la comentada, por ello la importancia de contar con sistemas de protección y respaldo de suministro de energía eléctrica.

Como lo hemos mencionado, el aeropuerto de la Ciudad de México es uno de los más concurridos y al día este aeropuerto realiza 61 operaciones por hora lo que indica que cada minuto llega o sale un avión de las pistas del AICM.

Todos los movimientos que se realizan en el espacio aéreo y hasta en tierra en las pistas de aterrizaje son administradas por las torres de control y por ello se consideran como uno de los edificios más complejos de la época moderna. En ellos se concentra y resguarda toda la información concerniente a la actividad necesaria para las llegadas y salidas de las aeronaves, sus pasajeros y cargas.

Desde estos centros de mando se realiza un riguroso control que garantiza toda operación aérea y para ello cuentan con un sofisticado equipo de planeación de vuelos que les permite tener un control preciso sobre los aviones que están en pista y los que todavía se encuentran en el espacio aéreo. Según explica la consultora en tecnología aeroespacial AERTEC, las instalaciones de una torre de control son altamente complejas y cuentan con equipamiento de navegación aérea y están acondicionados para hacerle frente prácticamente a cualquier eventualidad.

Por su parte, los especialistas de CyberPower añaden que, en el caso de una falla eléctrica, dichas instalaciones cuentan con Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (UPS) que permiten mantener la operación de dispositivos electrónicos ante un eventual corte de energía y al mismo tiempo les proporciona protección contra problemas de fallas eléctricas. Cabe señalar que estos equipos a su vez están conectados a grupos electrógenos, también conocidos como generadores.

Una de las características de los UPS es que, ante la eventualidad de un corte del suministro de energía proveniente de la red eléctrica, estos sistemas mantienen alimentados de energía eléctrica a los sistemas de la torre de control gracias a sus baterías de respaldo y de ese modo garantizan la disponibilidad de la información necesaria e indispensable para mantenerlos en funcionamiento por un tiempo limitado, en tanto se resuelve la falla.

[Los especialistas explican que las instalaciones de infraestructura crítica, como las torres de control, utilizan fundamentalmente UPS de topología de doble conversión en línea, ya que estas mantienen una alimentación continua que no sufre de ninguna variación o micro latencia en el caso de un corte eléctrico y protege a los dispositivos ultrasensibles que sí llegan a resentir los 4 milisegundos que los UPS de otras topologías requieren para activarse y entrar en funcionamiento en su modalidad de respaldo, además de contar con compatibilidad con generadores.

Asimismo, explican que para algunas configuraciones también se utilizan la combinación de UPS e inversores ya que proporcionan una fuente de alimentación estable y al mismo tiempo protegen los dispositivos que se les conectan contra sobretensiones y picos de voltaje. Esto se debe a que estos equipos usualmente están conectados a generadores que al entregar el suministro eléctrico de emergencia provocan bajadas de tensión y de frecuencia, lo que puede significar un riesgo para ciertos dispositivos ultrasensibles.

Los especialistas en protección energética de CyberPower, comentan que tener un UPS en instalaciones con equipo critico como lo son los hospitales, bancos y en este caso en torres de control de los aeropuertos, si bien son indispensables por la naturaleza de la función que realizan, también forman parte de una cultura de la prevención que cada vez es más relevante para los negocios y la industria en general.

Finalmente, Alejandro Sánchez, Director en CyberPower México señala que “El contar con equipos UPS para garantizar la continuidad de las operaciones de nuestro negocio y proteger la inversión que realizamos en infraestructura digital es parte de una cultura de la protección que debemos impulsar y el hecho de que las instalaciones de infraestructura crítica cuenten con este tipo de dispositivos es un gran ejemplo. Actualmente nada justifica que pongamos en riesgo nuestra integridad, operación o inversión cuando existen soluciones tecnológicas inteligentes que nos permiten la ventaja de prevenir para no tener que lamentar” puntualiza.

#####