Prueba de Prensa: Mercedes-Benz EQE …CASI sin ruidos.

1

Si bien el EQE obviamente comparte gran parte de su estilo con el EQS, existen algunas diferencias clave. Para empezar, solo está disponible una batería de 90.6 kilovatios-hora, ya que la unidad de 107.9 kWh del sedán más grande no cabría dentro de la distancia entre ejes de tres punto diez metros del EQE (12 cms menos que el EQS). El sedán de tamaño mediano también es 24 cm más corto de defensa a defensa, lo que le da al EQE voladizos mucho más cortos y una postura plantada con las ruedas mero en las esquinas.

2

Las proporciones más deportivas imponen una penalización, con un coeficiente de resistencia que solo baja a CDx 0.22 frente al mejor valor de la industria del EQS de cola larga de 0.20.

Hay algunos detalles de estilo que también diferencian a los dos. El automóvil más pequeño usa faros LED de dos elementos en lugar de tres, y le falta la barra de luces delantera del EQS. Y a pesar del perfil similar del EQE, tiene una cajuela tradicional con una abertura algo estrecha en lugar de una escotilla enorme. Pasando del sedán grande al más pequeño hay un diseño de luces traseras LED de ancho completo cuya firma de iluminación con curvas recuerda la resistencia de los focos originales de Edison.

3

El EQE 350 Edition One también tiene rines de aleación de cinco radios con radiales aerodinámicas como su hermano mayor, aunque con un diseño ligeramente diferente.

Con 288 caballos de fuerza y ​​391 libras-pie disponibles, el EQE debería poder alcanzar los 100 km por hora en aproximadamente 5.6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km por hora.  A esa velocidad, el EQE se manifiesta muy equilibrado y no muestra ningún movimiento incluso cuando se le levanta el pie del acelerador para adaptarse a la aparición repentina de un vehículo más lento y curiosamente, se le mete un poco de ruido del viento del borde superior del parabrisas y los pilares A, una sorpresa dada la forma resbaladiza del EQE. Seguramente en Stuttgart ya lo están revisando pero en esta unidad de pruebas a la prensa, «se les chispó».