El Béme que te va a dejar con la boca abierta. Igual que su parrilla. Así abiertota.

bmw-4-series_100794794_h

Antes era re fácil. Si bien todos los BMW eran deportivos, ya sabíamos que la M representaba la cúspide del desempeño: M3 para compactos vertiginosos, M4 para coupé compacto o diversión convertible, X5 M para crossover, etc.

Pero ahora M puede significar marketing o resultar confuso, con la proliferación de Paquetes de «equipamiento» M Sport y modelos M pero sin los motores.
El M440i xDrive Gran Coupe presentado recientemente es un modelo M de los segundos, o sea sin capacidades reales  para pista, pero tiene todo el desempeño que va a necesitar la gran mayoría de los compradores de «deportivos de lujo» si bien suena absurdo.

Después de pasar toda una mañana con él en las montañas, aquí te decimos en corto lo que quieres saber: Es un Hitazo (con H, no con M) ese motor «M» de mentiritas.

2022-bmw-4-series_100823785_h

El motor del 440i está relacionado con el motor del M2. Primos hermanos, digamos, aunque uno sea el hermano bobo, algo le sigue quedando de la herencia familiar.

Es un motor turboalimentado de 6 cilindros en línea y 3.0 litros que genera 382 hp y 369 lb-ft de torque, y empuja al 440i xDrive de 0 a 100 en apenas 4.3 segundos.

2022-bmw-4-series_100823784_h

El motor emite un gruñido lento al arrancar que sigue siendo un compañero constante. La nota del motor es una señal del potencial del automóvil, pero es un poco áspera y podría molestar a los compradores que buscan una experiencia de lujo puro.

Ejém, ¿qué hacen aquí los que en realidad quieren un Mercedes?
La potencia aparece temprano, gracias al par máximo que nace apenas a las 1800 rpm.
Es un motor fuerte, digno de un auto M puro, y está combinado con una transmisión automática de 8 velocidades de cambios rápidos. Lamentablemente, no se ofrece con caja manual.
Pero, como decíamos, es un Béme, y un M aunque lo disimule.