Hoy se presentó en Japón el nuevo Mazda CX-60, primer ejemplar de la nueva gama Mazda de categoría superior y con motor seis en línea. (además, híbrido y enchufable)

2023-mazda-cx-60_100831607_h

Mazda presentó hoy martes al CX-60 como la más reciente incorporación a su creciente línea de SUV.
Es un SUV pequeño dirigido contra modelos como el BMW X3 y el Genesis GV70.

2023-mazda-cx-60_100831609_h

Sin embargo, no se venderá en América del Norte. En cambio, acá en esta parte del planeta deberíamos ver un SUV similar pero un poco más grande llamado CX-70. Mazda no ha ocultado su deseo de subir de categoría con una gama de vehículos premium basados ​​en una plataforma de impulsión (o sea tracción trasera, pero ya nos cansamos de ilustrar al al respetable y que le digan como quieran) y propulsados ​​por sistemas híbridos enchufables y 6 en línea, y el CX-60 es solo el primero de estos.

Además del CX-70 mencionado anteriormente, también habrá un SUV aún más grande con asientos en la tercera fila, que se llamará CX-80. Estos SUV adicionales se lanzarán en los próximos dos años, confirmó Mazda.

2023-mazda-cx-60_100831609_h

Junto con el actual CX-9, el CX-60, CX-70 y CX-80 formarán lo que Mazda denomina su Gran Grupo de Productos. Aunque aún no se ha confirmado, también se espera que un sedán grande que posiblemente sirva como remplazo del Mazda 6 forme parte de este grupo. El CX-60 se lanza con un solo tren motriz, una configuración híbrida enchufable que combina el 4 en línea de 2.5 litros de Mazda con un motor eléctrico para un total de 322 hp, o lo suficiente para una aceleración de 0 a 100 km/h en 5.8 segundos. Una transmisión automática de 8 velocidades y un sistema de tracción en las cuatro ruedas también forman parte del paquete, al igual que una batería de 17.8 kilovatios-hora que debería permitir un rango eléctrico decente.

2023-mazda-cx-60_100831605_h

Eventualmente, se agregarán dos motores de seis cilindros en línea a la cartera de sistemas de propulsión, ambos serán sistemas semihíbridos. Uno es una unidad de gasolina de 3.0 litros y el otro un diesel de 3.3 litros. Mazda dijo que ambos motores de 6 cilindros en línea han sido diseñados para admitir tracción trasera o en las cuatro ruedas. Los motores de la plataforma de tracción trasera de Mazda cuentan con montaje longitudinal. La plataforma también se beneficia de una suspensión de doble horquilla en la parte delantera y una configuración de enlace múltiple en la parte trasera.