Ford sigue lanzando productos extraordinarios: mira la Everest que NO es igual a las demás SUV’s

e

Últimamente Ford ha estado en una potente racha de nuevos productos y el Everest de tercera generación llega en un momento en que los SUV con estructura apoyada en un chasís tipo escalera están creciendo en popularidad.

Basado en el Ranger 2022, este aventurero familiar de tres filas se beneficia de las mismas novedades introducidas con el pick up mediano.

Tiene llantas más anchas (+50 mm) para una mejor estabilidad en carretera junto con ajustes en los amortiguadores para mejorar las capacidades todoterreno. Como era de esperar, el estilo se asemeja a su primo Ranger con una fascia delantera casi idéntica. El cambio de una carrocería de camioneta de trabajo  a SUV ha incluido puertas traseras más extendidas para mejorar el acceso a los asientos traseros. En cuanto a las luces traseras, son mucho más anchas que las de la camioneta y flanquean una barra ancha en la puerta trasera que incorpora las letras «Everest».

2023-ford-everest-titanium

Como vemos en esta vista de una unidad para los países donde conducen del otro lado, trae otros cambios masivos dentro del «santuario» de tres filas como le dice Ford, como el SYNC 4. La pantalla táctil orientada verticalmente mide 10,1 pulgadas en los niveles de equipamiento inferiores y se eleva a una diagonal de 12 pulgadas para los modelos más caros.

Es la misma historia con el grupo de instrumentos digitales, con tamaños de 8 y 12,3 pulgadas según la versión. La línea de motores incluye lo común en sus mercados históricos como un V6 turbodiésel de 3.0 litros. Dependiendo del mercado, el renovado Everest se ofrecerá con un diésel de 2.0 litros más pequeño equipado con uno o dos turbocompresores. También se ofrecerá a partir de 2023 con la familiar unidad de gasolina EcoBoost de 2.3 litros. Dependiendo del motor, aparejan una caja manual de seis velocidades o una automática de 10 velocidades.

Todo parece indicar que (por lo pronto) no se venderá en Estados Unidos.
Pero… ¿y nosotros qué?