El Dilema de las Parrillas cuando ya no se necesitan. ¿Las disfrazas? ¿ Las simulas? ¿Las eliminas?

p

Tal y como muestra este ejemplar de Mercedes-AMG, que ya es de funcionamiento eléctrico, este asunto ha puesto a los diseñadores a repensar cómo justificar este elemento ya innecesario pero históricamente tan importante: la parrilla de ventilación.

t

Originalmente, se trataba del radiador para enfriamiento del agua circulante. 

Pero al paso del tiempo, su diseño se fue haciendo más y más sofisticado, al grado de ocultar el radiador y poner, en vez, una parrilla de admisión que servía como emblema identificador de muchas marcas pero ocultaba al indispensable radiador adentro en sus entrañas.

1929-duesenberg-model-j-murphy-convertible-coupe-photo-via-mecum-auctions_100827351_h  

Caso curioso, la mayor cantidad de aire que es aspirado por los motores de hoy en día, proviene desde el suelo, no del frente.

Y se comprende, muchas veces los autos pasan horas detenidos en medio del tráfico.
Como sea, los motores de gasolina, por su naturaleza, generan calor y hay que contrarrestarlo.

Pero ya no sucede así con los autos con motores eléctricos. No crean calor para funcionar o por lo menos, no tan intensamente como para requerir enfriamiento.

Asi que las marcas tienen como opción simular una parrilla de «mentiritas» como la del Mercedes arriba, o ser más honestos y no poner parrilla alguna, como han hecho Tesla y Mustang E

tesla-model-3-front-end-white

A ti, ¿cuál camino te convence más?