Audi «revive» la marca Horch para su A8 en China

a8

Luego del debut mundial el otoño pasado en una exhibición de autos en Guangzhou, China, Audi mostró sus novedades para el A8 que es la cuarta generación de su sedán insignia, aunque sus últimas actualizaciones constituyen solo un remaquillaje de mitad de ciclo.

El casco actual ha estado a la venta desde el año modelo 2019 y el  modelo 2022 es incluso unos $100,000 pesos más barato que el anterior, al menos en otros mercados. 

Los cambios son sutiles, lo cual es normal en este segmento. La mayor diferencia con el A8 actual es la nueva parte delantera, que cuenta con faros LED de matriz más avanzados, además de una parrilla y una fascia delantera revisadas con un diseño más anguloso. En la parte trasera, hay nuevas luces calaveras OLED que tienen varias opciones para la forma que emiten sus luces. También tienen un indicador de proximidad que les permite encenderse cuando otro vehículo se les acerca. La fascia trasera también presenta un nuevo difusor con barras horizontales deportivas.
El A8 no es un modelo de muchas ventas en la casa Audi y en nuestro subcontinente (es decir, NorteAmérica) apenas vende unas tres mil unidades al año. Pero en China sí, y por eso decidieron nombrar su versión más lujosa con el añejo nombre de Horch (del que ya les hemos contado la historia de cómo cayó su categoría al tercer lugar desde que Hitler asignó las marcas alemanas a diferentes niveles y la de los 4 aros quedó muy abajo). Desde entonces lo habían abandonado pero hoy la marca asume -quiza con razón- que en China jamás oyeron esa anécdota o no les importa.