Mazda sube de categoría. Y amplía su gama, aunque ni busques las fotos porque todavía no las tenemos. ¡Pero la noticia sí!

m

Mazda no ha ocultado su deseo de subir de categoría con una gama superior de vehículos basados ​​en una plataforma de impulsión (la fuerza en el eje trasero) y propulsados ​​por sistemas híbridos enchufables y seis cilindros en línea.

A lo largo de los años, han aparecido varios dibujos de patentes y Mazda también ha mostrado parte de la tecnología destinada a los vehículos. Bueno, la espera casi ha terminado ya que Mazda nos brindó esta mañana un primer vistazo a un SUV que se revelará el 8 de marzo y se cree que se basará en dicha plataforma de propulsión trasera recientemente desarrollada.

Se llama CX-60 y se va derechito contra modelos como el Volvo XC60 y el Lexus NX. No se espera que se venda en los EE. UU.
En cambio, en nuestra región quizá recibamos una SUV similar, pero un poco más grande llamada CX-70.
También habrá una SUV aún más grande con asientos en la tercera fila, que se llamará CX-80.
Los tres se lanzarán en los próximos dos años, dijo Mazda.

Junto con el CX-9, los tres nuevos SUV formarán lo que Mazda denomina su «Gran Grupo de Productos».

Aunque aún no se ha confirmado, también se espera que un sedán grande, que posiblemente sirva como remplazo del Mazda 6, forme parte de este grupo.

Mazda ha confirmado que el CX-60 llegará con un sistema de propulsión híbrido enchufable, que combina el motor de cuatro cilindros en línea de 2.5 litros de este fabricante de automóviles sumado a un motor eléctrico para una potencia combinada de 300 hp. También se espera que una transmisión automática de 8 velocidades y tracción total formen parte del paquete. 

Mazda también tiene el crossover compacto CX-50, que llegará a las salas de exhibición a finales de este año como modelo 2023. Este modelo está dirigido a compradores con estilos de vida activos y comparte una plataforma con los crossovers compactos CX-30 y MX-30 de tracción delantera.