El V12 puede ya estar muerto con BMW, pero ¡NO! con Aston Martin

v12

El motor V-12 está muerto en BMW, pero en Aston Martin -su selecto hipercompetidor inglés- sigue vivo y muy contento, según el CEO Tobias Moers.
«¿Por qué debería deshacerme del V-12 por el momento?», dijo el CEO en una mesa de prensa que abarcó una variedad de temas. Aston Martin venderá vehículos con un V-12 bajo el cofre hasta probablemente 2026 o 2027, según el ejecutivo. El factor decisivo para la eliminación gradual del V-12 serán las regulaciones. Específicamente, EU7, que Moers señaló que aún no se ha finalizado. 

aston-martin-valhalla_100799445_h

Si bien el V-8 biturbo que acaba de debutar en el DBX707 tiene un rendimiento similar al V-12 de Aston, Moers dijo que el V-12 seguirá apareciendo en los nuevos lanzamientos. «Todavía hay espacio para un V-12 en esta generación de autos deportivos», dijo Moers en referencia al V12 Vantage, que debutará pronto. El SUV DBX no tiene un V-12. Simplemente no está en el plan porque no encajaría bien. Los cilindros adicionales combinados con la caja de transferencia para el sistema de tracción total harían que el tren motriz fuera demasiado largo y desequilibrara el peso. Ya encarrerado en la plática, Moers también dijo que es probable que llegue un híbrido enchufable en la segunda mitad del ciclo de vida actual del DBX, alrededor de 2024.

2023-aston-martin-dbx707_100827389_h

El sistema se copiará del cajón de piezas (hay quienes le llaman «plataforma» de Mercedes-Benz AMG, donde antes trabajaba Moers, con el E-Performance Hybrid del fabricante de automóviles. Moers dijo que es la única opción posible para electrificar el DBX en su ciclo de vida actual. Un motor eléctrico puede caber dentro del empaque de la parte trasera del DBX, pero para ser completamente eléctrico se necesitaría un nuevo bastidor.
Moers señaló que eventualmente todos los vehículos requerirán cierto nivel de electrificación, pero hay tiempo para ello.

Algunos países comenzarán a prohibir el motor de combustión interna después de 2030. El verdadero cambio del juego serán los estándares EU7, que probablemente requerirán reducir la producción, agregar electrificación para mantener el rendimiento o desarrollar una nueva tecnología de motor de combustión interna más eficiente. A pregunta expresa de nuestro corresponsal en Europa presente en la mesa, Moers mencionó -como ejemplo- la combustión previa a la cámara, pero también señaló que simplemente reducir el desplazamiento y aumentar el impulso crea un nuevo problema: hacer funcionar los motores con mayor riqueza. «Es todo complicado», dijo. El V-12 no será rediseñado y el camino hacia la electrificación está despejado para el segmento de lujo. Si bien un nuevo V-12 no está en las cartas, el trabajo no se detendrá en el motor actual. Los cambios en el motor del próximo V12 Vantage mostrarán hacia dónde se dirige el V-12 y hacia dónde podría ir el DBS con una variante de mayor rendimiento en el futuro, según Moers.