El cambio a eléctricos, desde un punto de vista financiero: WSJ

 

indu

La carrera de vehículos eléctricos se está intensificando, con Ford Motor Co. y General Motors Co. lanzando nuevas camionetas eléctricas y las compañías automotrices preparándose para lanzar un aluvión de nuevos modelos a batería este año y el próximo.

Los ejecutivos automotrices han pasado los últimos años ensalzando sus ambiciones, asignando miles de millones de dólares en inversión nueva para agregar más eléctricos a sus líneas globales. Pero hasta ahora, la transición se ha llevado a cabo principalmente entre bastidores con ingenieros y diseñadores alistando la próxima generación de vehículos.

En el próximo año, los compradores de automóviles comenzarán a ver esos esfuerzos más presentes en las concesionarias.

Las armadoras planean lanzar docenas de modelos eléctricos nuevos en los próximos dos años en una variedad de estilos diferentes y a diferentes precios.

La llegada de estos vehículos eléctricos cambia la presión sobre los fabricantes automotrices: de desarrollarlos a convencer a los consumidores para que los compren.

“Viene un nuevo mundo”, dijo Carlos Tavares, director ejecutivo de la compañía automotriz Stellantis NV, en la feria de electrónica CES el miércoles pasado. “La máquina está encendida y avanzamos a toda velocidad”.

El martes, Ford dijo que casi duplicaría la producción de su próxima camioneta eléctrica, la F-150 Lightning, tras recibir un mayor número de reservaciones de lo esperado. La camioneta sale a la venta en cantidades limitadas esta primavera.

El anuncio disparó las acciones de Ford, elevando su valor de mercado a 97.6 mil millones de dólares al cierre, superando a GM y a Rivian Automotive Inc., una joven startup que recientemente lanzó una camioneta totalmente eléctrica y empezó a cotizar en bolsa en noviembre.

GM presentó el miércoles su camioneta eléctrica rival, una versión a batería de su popular Chevy Silverado, y Mary Barra, su directora ejecutiva, enumeró alrededor de 10 vehículos eléctricos que estarán a la venta en el curso de dos años, en comparación con sólo dos hoy.

Stellantis, propietaria de Jeep, Ram y otras marcas, dijo la semana pasada que la marca Chrysler, de casi 100 años de antigüedad, se volvería exclusivamente eléctrica para el 2028.

La armadora también reveló que tenía un acuerdo para vender camionetas eléctricas a Amazon. com Inc., convirtiéndolo en un competidor de Rivian, que también tiene un acuerdo para vender vans al minorista en línea.

Las acciones de Rivian bajaron 11% tras la noticia el miércoles y luego cayeron brevemente por debajo de su precio de salida a bolsa de 78 dólares por acción por primera vez desde su OPI. Cerró el viernes en 86.28 dólares la acción.

El cambio a lo eléctrico está intensificando la batalla entre los fabricantes de automóviles tradicionales y los jugadores más nuevos que ingresan al negocio automotriz de más de un siglo de antigüedad.

Las compañías automotrices de alcurnia, como GM, Volkswagen AG y Toyota Motor Corp., tienen bolsillos más grandes, cadenas de suministro bien establecidas y el conocimiento automotriz para ayudar a rehacer su oferta.

Sin embargo, hasta hace poco los inversionistas han inclinado sus apuestas en gran medida hacia Tesla y otras startups centradas enteramente en producir vehículos eléctricos. Estas empresas han recaudado miles de millones de dólares en fondos en los últimos años y no tienen las limitaciones de capital de tener que transformar un negocio construido principalmente en torno al motor de gasolina.

Tesla, con un valor superior a los mil millones de dólares al cierre del viernes, es ahora el fabricante de autos más valioso del mundo.

Aún con la expectativa, las compañías de automóviles, tanto nuevas como viejas, todavía tienen mucho camino por recorrer para convencer a los consumidores de que abandonen la gasolina.

Las ventas de vehículos eléctricos están en alza, con un aumento interanual del 88% en el 2021, pero aún representan sólo alrededor del 3.2% del mercado total de automóviles en EU, reporta la firma de investigación Motor Intelligence.

Tesla tiene una sólida ventaja sobre las compañías automotrices rivales. Sus entregas globales aumentaron 87% el año pasado a unas 986 mil.

En EU, Tesla vendió unos 352 mil 500 vehículos en el 2021, o alrededor del 72% de todos los vehículos eléctricos de batería comprados, estima Motor Intelligence.

En contraste, Ford vendió unos 27 mil vehículos eléctricos en el 2021 y GM vendió alrededor de 25 mil. Para ambas compañías, eso representó menos del 2% de sus ventas totales en Estados Unidos.

Para muchos compradores de autos, la idea de un vehículo eléctrico sigue siendo difícil, en parte porque no hay una amplia disponibilidad de estaciones de carga y los modelos con motor de gasolina son más costeables de comprar en el lote, pese a créditos fiscales destinados a hacer que los vehículos eléctricos sean más atractivos para consumidores.

“Tenemos muchas conversaciones sobre vehículos eléctricos”, dijo Ryan Gremore, presidente de O’Brien Auto Team, de Illinois. “Pero no se ha traducido en que los consumidores entren y digan ‘Debo tener uno’”.

Tal sentimiento ha hecho poco para reducir las ambiciones de la industria automotriz, y los ejecutivos señalan que necesitan agregar más vehículos de cero emisiones a sus salas para cumplir con regulaciones más estrictas de contaminación del aire a nivel mundial.

Y con la llegada de más opciones, el cálculo está cambiando para los compradores. Una encuesta realizada por la consultora AlixPartners LLP en agosto encontró que el 19% de los encuestados de EU dice que es muy probable que su siguiente compra de auto sea un vehículo eléctrico, contra el 5% en 2019.

“La interrogante sobre los vehículos eléctricos ahorita es mucho menos sobre la demanda que sobre la oferta”, destacó Dan Levy, analista de Credit Suisse.

Brad Sowers, un concesionario automotriz en Missouri indicó que las noticias sobre los vehículos eléctricos está despertando más interés de sus clientes. Sowers mencionó que recibió 30 pedidos de la nueva Silverado eléctrica una hora después de su presentación. El nuevo vehículo no saldrá a la venta hasta principios del 2023.

 

Bloomberg/Wall Street Journal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s