¡Ay nanita! Un Espectro silencioso

espectro

Rolls-Royce se ha comprometido a abandonar el motor de combustión interna a finales de la década. La marca de ultra lujo de Goodwood entrará a la «corriente» eléctrica en un par de años con el lanzamiento del Spectre. Originalmente atisbado a fines de septiembre, el cupé de cero emisiones ahora ha sido capturado por fotespías británicos por primera vez.

rolls-royce-spectre-spy-photo

Viéndolo así quieto en un remolque, el prototipo puede parecerse mucho a un Wraith, pero técnicamente es un automóvil completamente diferente. Para empezar, no se basa en una plataforma BMW como es el caso del coupé con motor V12, sino en la propia «Arquitectura de Lujo» de Rolls-Royce (pomposamente llamada pero así ha sido siempre la marca) compartida con el último Ghost, Phantom y el SUV Cullinan.

Tiene las mismas «puertas suicidas» con bisagras traseras que el Wraith, pero el perfil lateral tiene una silueta alargada más pronunciada con una línea de techo muy inclinada y un cuarterón de vidrio más pequeño.
Si uno se pregunta por qué los voladizos son tan largos dada la naturaleza exclusivamente eléctrica del modelo, es porque NO se monta sobre una plataforma EV dedicada. Lo mismo ocurrirá con el sedán eléctrico BMW i7, que usa un bastidor normal.

Hablando de la empresa matriz de Rolls-Royce, el Spectre tendrá un diseño de faro dividido para hacerse eco de la próxima Serie 7, el «lavado de cara» de la X7 y el SUV XM listo para producción, todos los cuales llegarán en 2022.

En una de las tomas, se pueden notar fácilmente dos recortes en el camuflaje para hacer visibles las luces de circulación diurna superiores. Los faros principales están montados más abajo en la defensa, lo que nos recuerda al Concept XM presentado recientemente.

Y bueno, un espectro ya explicado ya no espanta tanto, ¿no?