¡Tenía que suceder! Primer Ferrari Crossover o… «la victoria de los mercadólogos»

pura sangre cross

La tendencia mundial es innegable, y solo faltaban los más duros para aceptar la conversión masiva de sus modelos a por lo menos parecer camionetas. Como sea, los mercadólogos de Ferrari también vieron el filón de negocio y todo lo demás les valió madres, como se diría en el idioma de Dante Alighieri.

O sea, ya se ha vuelto a ver una nueva mula del crossover llamado «Pura Sangre» de Ferrari, y esta vez ya «trae puesta» la carrocería que llevará en producción, si bien todavía tapada con una «bata». Tal vez les da pena que se vea que no es un Ferrari coupé de a de veras.

Si bien las mulas de prueba anteriores parecían un Maserati Levante todo madreado, las últimas fotos espía muestran un prototipo con una serie de elementos ya vinculados a la producción en serie.
Pero igual todo madreado.

Aunque todavía está muy camuflado, podemos ver que el prototipo se parece un poco al diseño del Ferrari Roma coupé en la parte delantera. También vemos grandes rotores de freno de carbono-cerámico y una parte trasera con puerta trasera similar al Ferrari GTC4 Lusso, el modelo que el Purosangue remplazará directamente.

El ex CEO de Ferrari, Louis Camilleri, reveló el nombre Purosangue para el crossover desde 2018, que en italiano significa «pura sangre». Dijo en ese momento el vehículo no llegaría al mercado en 2020, como lo había previsto su predecesor, Sergio Marchionne. En cambio, Camilleri enfatizó la necesidad de hacer que la controvertida adición a la alineación de Ferrari sea absolutamente “perfecta”, lo que significa que su desarrollo no se apresurará.

Pues mientras no le alisen lo madreado…