Volvo cambiará de usar siglas a bautizar sus camionetas con nombres más bien «sexy»

Volvo está listo para remplazar su popular XC90, heredera actual del famoso Olaf (una 265GL de finales de los 70, que fue el auto insignia de Motor y Volante durante  sus primeros años) con un nuevo modelo y un nuevo tipo de nominación, sugiriendo que podría terminar llamándose Embla.

En una entrevista con medios, el CEO de Volvo, Hakan Samuelsson, confirmó que se usaría un nuevo nombre para el remplazo del XC90 y dijo que comenzaría con una vocal.

Esto fue seguido por otro informe publicado esta misma mañana, que afirmaba que Volvo ya desde octubre presentó una marca registrada para el nombre Embla, aunque no queda claro en qué rango de marca.
Una búsqueda en la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos muestra que, en el momento de redactar este artículo, no existe protección de marca registrada para Embla presentada por Volvo. O sea, no se confirma nada aunque por si las dudas, analicemos de dónde proviene ese nombre y resulta que tiene un origen medio cachondo (…digamos) 

El nombre proviene de la mitología nórdica (según los libros sagrados escandinavos, era una mujer voluptuosa y fogosa) y representa a la primera mujer creada por los dioses.

Algo así como una «Eva», pero del Ártico, que la verdad, más bien suena como frígida, no cachonda.

O sea, nada que ver con nuestro viejo -aunque querido- Olaf que apenas y podía con su pesada alma arrastrada por el célebre motor V6 denominado «PVR» (Peugeot-Volvo-Renault, pues lo desarrollaron -sin mucho éxito-entre las tres).