Las baterías usadas de los vehículos eléctricos de Nissan encuentran un nuevo propósito en los cruces de trenes de Japón

Foto 2_ 

Nissan reutiliza baterías de iones de litio de Nissan LEAF para las unidades de suministro de energía de emergencia en cruces ferroviarios.

YOKOHAMA, Japón (17 de noviembre del 2021) – Como formas de transportación, los trenes y los vehículos eléctricos tienen mucho en común. Ambos brindan la alegría de viajar, son seguros y convenientes y, al ampliar las posibilidades de la movilidad eléctrica, ambos contribuyen a la realización de una sociedad sostenible.

En Nissan, ahora estamos desarrollando una forma completamente nueva de combinar las tecnologías utilizadas tanto en los viajes en tren como en los vehículos eléctricos. Para baterías en dispositivos de cruce de ferrocarril, East Japan Railway Company (JR East), uno de los principales proveedores de trenes de Japón, está probando baterías reutilizadas de Nissan LEAF.

Los cruces ferroviarios son esenciales para el funcionamiento de los trenes y la seguridad vial. Las compañías ferroviarias instalan unidades de suministro de energía de emergencia en cada cruce para garantizar que funcionen correctamente en todo momento. Esto incluye durante los trabajos de mantenimiento programados y los cortes de energía temporales. Actualmente, estas unidades de suministro de energía de emergencia utilizan baterías de plomo-ácido. Sin embargo, los esfuerzos para reemplazarlos con baterías Nissan LEAF reutilizadas comenzaron en enero de 2021 en el cruce del ferrocarril Atago en la línea Jōban, que atraviesa la ciudad de Minamisoma en la prefectura de Fukushima.

Foto 3_

Reutilización de baterías de vehículos eléctricos

La batería de iones de litio de un Nissan LEAF retiene del 60 al 80% de su capacidad de almacenamiento de electricidad al final de su ciclo de vida en un automóvil. Por lo tanto, al reutilizar las baterías de vehículos eléctricos, podemos dirigir esta capacidad de energía restante a otra parte, como baterías nuevas de reemplazo de vehículos o baterías estacionarias. El socio de Nissan, 4R Energy Corporation, es responsable de este esfuerzo. La reutilización de las baterías de los vehículos puede reducir las emisiones de CO2 y el uso de recursos asociados con la construcción de nuevas desde cero. Además de eso, agrega valor adicional a las baterías de los vehículos eléctricos, aumentando el valor de los vehículos eléctricos en general y conduciendo a su adopción más amplia.

En comparación con las baterías de plomo-ácido, la variedad de iones de litio reutilizada requiere solo 1/3 del tiempo de carga. También son mucho más duraderas, con una duración promedio de 10 años, en comparación con los 3-7 años de una batería estándar.

Las baterías de iones de litio reutilizadas de la compañía cuentan con cuatro grados de seguridad.

  1. El historial de Nissan LEAF: Nissan LEAF, fuente de las baterías reutilizadas, no ha tenido incidentes graves debido a la calidad de la batería durante los más de 10 años desde su lanzamiento.

  2. Norma Internacional UL1974: Para su proceso de reciclaje / remanufactura de baterías, 4R Energy Corporation ha adquirido la certificación Norma Internacional UL1974 relacionada específicamente con el reciclaje de baterías de almacenamiento.

  3. Concepto de control del Nissan LEAF: 4R Energy Corporation reutiliza las baterías de acuerdo con el mismo concepto de control utilizado en la producción del Nissan LEAF.

  4. Diseñado para la seguridad: al igual que Nissan LEAF, las baterías reutilizadas están diseñadas para evitar explosiones en el caso poco probable de un accidente.

La ola de electrificación actual nos acerca a nuestro objetivo de neutralidad de carbono. A medida que el uso de vehículos eléctricos se generalice cada vez más, también aumentará la disponibilidad de baterías reutilizables. Hasta hace poco, la idea de que las baterías de los vehículos eléctricos pudieran reutilizarse en los cruces de trenes electrificados era algo inaudito. Y el potencial de las baterías de vehículos eléctricos usados no se detiene ahí. Hay muchas otras formas de reutilizar las baterías para su uso en una sociedad futura más segura y sostenible.