«Manuales del Propietario» de hoy… ¿somos más tontos o qué?

tu

Hace 20 o 30 años, el manual del propietario te familiarizaba con tu nuevo auto.
Que si dónde se prende esto, cómo se apaga lo otro o hasta cómo cambiarle un foco o revisarle los niveles. 
Los de hoy más bien parecen amenazas, están llenos de «¡cuidado!», «no se pellizque los dedos» o «¡Aguas! el líquido del acumulador no es para beber»!

¿Nos habremos vuelto más tontos los usuarios, las agencias gringas del consumidor son demasiado exigentes o los abogados de las fábricas de coches se han vuelto re miedosos de demandas o nomás son puras imaginaciones nuestras?