Esta foto nos recuerda cuando mantener el control de un Porsche era cosa de huevos, experiencia…¡y suerte!

911