Ya desde 1962, GM intentó emular al Thunderbird de 4 asientos. No se concretó porque su CEO se atoró al sentarse atrás.

 

 cc

General Motors alguna vez consideró lanzar un Chevrolet Corvette de cuatro asientos, e incluso construyó un prototipo en 1962.
Una foto de ese prototipo apareció recientemente en una publicación de Instagram del departamento de diseño del fabricante de automóviles, la semana pasada.

Basado en el Corvette de generación C2 que estaba a punto de lanzarse para el año modelo 1963, el cuatro plazas que, según su propia publicación fue una respuesta al Ford Thunderbird (que ya llevaba esa configuración desde 1958, siempre saliendo mucho antes con las ideas nuevas).

cc2

El T-Bird había pasado de ser un coupé biplaza deportivo tradicional a un “automóvil de lujo personal”, más amplio y cómodo.
Así que una vez más Chevrolet se dispuso a copiar la idea: aparte de su distancia entre ejes estirada, el prototipo se parece al Corvette de producción de 1963. Incluso luce la ventana trasera dividida que acabaría resultando exclusiva del año modelo 1963.
Y ese es un chisme sabroso: 
Ese medallón dividido se veía sensacional (Herr Editor manejó uno en su estreno, propiedad de un joven japonés -heredero de un magnate- que estudiaba en la misma universidad en Vermont) pero, la verdad, esa ventana dividida limitaba la visibilidad trasera y se eliminó rápidamente por quejas de usuarios que chocaban “en reversa”.
(Así decía el reporte para terminar su producción).

La distancia entre ejes del C2+2 se extendió 6 pulgadas, a quedar en 104 pulgadas, según una publicación del club  Corvette Blogger.

El techo no solo era más largo, sino también era un poco más alto que un techo C2 estándar, según la publicación.

El personal de diseño de GM odiaba al Corvette de cuatro asientos, pero lo que realmente lo mató fue un ejecutivo de GM que se quedó atascado en el asiento trasero, según la publicación que cita una entrevista posterior, con el diseñador Larry Shinoda.

Y aquí viene el otro chisme sabroso:

Según cuenta la historia, después de que un alto ejecutivo se subió al asiento trasero, el asiento delantero se bloqueó, dejándolo atrapado. Y eso se siente horrible, ¿a poco no?
No es la mejor primera impresión, sin duda.
Asi que el proyecto fue para atrás y por lo tanto, el Corvette se ha mantenido como un biplaza desde entonces.
Ahora que ha adoptado una configuración de motor central, la única forma en que un cuatro plazas podría llegar a producción será si los rumores de un SUV eléctrico con insignia de Corvette (a la manera del Mustang Mach-E, claro) resultan ciertos.