Land Rover Defender L663: ¿más bien apta para señoras embarazadas y menos para nadar sobre lodo? Sí… y no.

 

2020-Land-Rover-Defender-110-SE-SUVOTY-29

El nuevo Defender realmente luce en su papel de vehículo utilitario deportivo, como si fuera de a de veras.
Pero es que los “vehículos deportivos utilitarios”, tal como los conocemos, se han transformado de lo que realmente eran, herramientas de trabajo útiles para llegar a cualquier parte, a convertirse en unas cosas torpes y grandotas que se arrastran por los centros comerciales y sustituyen a las minivanes.
La mayoría de los vehículos a los que nos referimos hoy como SUV son en realidad CUV: crossovers basados ​​en automóviles que se elevan en el aire unos centímetros, no por ganar espacio libre al suelo sino porque a la gente le gusta sentarse muy arriba de los demás.

Dicho esto, pues hasta el propio Defender se ha metamorfoseado para entrarle al juego que exigen los tiempos actuales.
O sea, ¿te acuerdas del Defender de a de veras?
Acá en Motor y Volante todavía traemos fango y agua lodosa en las orejas de cuando lo manejamos en su rudísima pista de pruebas allá en las afueras de Manchester. Dicen que hasta Herr Editor, con todo y sus 1.90 de estatura, tuvo que usar un snorkel para respirar.

Pero eso era de aquellos tiempos. Eso es lo que hacía la Rover Defender verdadera.

90


Hoy, en su nueva y “motherna” personalidad, más cara, civilizada y apta hasta para señoras embarazadas, se deshace del chasis de acero (que ya llevaba décadas de antigüedad en la versión L316 anterior, en sí misma una evolución del Land Rover original, que tenía uno o dos cromosomas extraídos de un tractor agrícola).

lr


En cambio, el nuevo L663 Defender luce -como siempre, eso sí- un casco externo de aluminio que, en 1948 cuando nació, era lo único que había pues el acero se lo había acabado el esfuerzo de la guerra.

En 1948 había dos opciones, o hacerlo de aluminio o hacerlo de madera, como sucedió con el célebre DeHavilland Mosquito.

1946-de-Havilland-DH-dot-98-Mosquito-B-dot-35-N35MK-Courtesy-of-EAA
En el Mosquito, el chiste es que además no lo detectaban los radares alemanes, jeje.

mosq

Volviendo a la camioneta, quizás lo más impactante de todo para los leales aficionados al todoterreno es que los ejes vivos (o sea, rígidos y sin forro) se han abandonado a favor de una suspensión totalmente independiente.
Horror. ¿Cómo se dice “méndigos” en el idioma de Shakespeare?

Sin embargo, si se le pide que recorra brechas solitarias y accidentadas, el Defender puede. No a la manera rústica y entrona del original, pero aun así… se defiende.

Y manejarla te da esa sensación desde los primeros 50 metros de rodarla, igual que nos pasó con el Dodge Challenger Hellcat. O con el Bugatti EB110 SS y -no te sorprendas- con un Ford Fiesta ST.

Land_Rover-Defender_V8-2022-800-17

En el momento en que te subes a un Land Rover Defender, te sientes transportado. Cada elemento de diseño da el aura de viaje, safari, avanzando hacia el mundo con valentía. O sea, bien pensado está. El Defender te hace sentir como si fueras a emprender una aventura. Y aunque esté en Perisur, te hace creer que el viaje será a través de un continente negro y sin pavimentar.

Hablando a calzón quitado, estábamos predispuestos a pensar que el nuevo Defender no iba a ser bueno. Nos habíamos “pre-convencido” de que la eliminación de sus ejes dinámicos, especialmente el trasero, dejaría a este Land Rover como castrado. Y hay razones, el Mercedes-Benz G 550 tanto como el Toyota Land Cruiser, emplean un rudo eje trasero y cuentan con una capacidad inexpugnable. Creíamos que Land Rover simplemente iba a disfrazar al Defender como un todoterreno serio, sin realmente serlo. Algo así como lo que sucede en Instagram, que crees que vas a descubrir un mundo raro y nuevo y nada.
O sea, ni tanto para un lado ni para el otro. Sí fue diseñado para señoras embarazadas, pero escondido adentro viene el brincacharcos de siempre. Y eso es bueno. Extrañamos, eso sí, su apariencia de macho descarnado, con los fierros de fuera (como le gusta a la reina, que no ha cambiado su 110 tal cual de austero por uno de estos tan bien vestido y decorado). 

2 comentarios sobre “Land Rover Defender L663: ¿más bien apta para señoras embarazadas y menos para nadar sobre lodo? Sí… y no.

Los comentarios están cerrados.