Ya anda volando el “coche volador”. El problema no es lograr que vuelen, ¡sino que no choquen en el aire!

klein-vision-air-car_100797935_h

El auto volador de Klein Vision completa su primer vuelo interurbano. 

klein-vision-air-car_100797938_h
Imagínate conduciendo hasta tu aeropuerto local, pero en lugar de dirigirte al estacionamiento, te vas derechito a una de las pistas para despegar.

Tal escenario ha dado un gran paso hacia convertirse en realidad, con Klein Vision habiendo volado un prototipo de su auto volador Air Car entre dos ciudades en su hogar de Eslovaquia. 

¿Y ya tiene placas?

klein-vision-air-car_100762684_h

El prototipo de Air Car el 28 de junio realizó un vuelo exitoso desde un aeropuerto en Nitra a un aeropuerto en Bratislava. La distancia por carretera entre los dos aeropuertos es de aproximadamente 100 km y el Air Car pudo completar el viaje en 35 minutos, volando a una altitud de 8,200 pies (unos 3 mil metros) y alcanzando una velocidad máxima de crucero de 200 km/h.

El piloto fue Stefan Klein, cofundador de Klein Vision. Ha estado intentando desarrollar un automóvil volador desde finales de la década de 1980 y anteriormente estuvo vinculado con la compañía eslovaca Aeromobil, que está trabajando en un automóvil volador similar para su lanzamiento en 2023. Klein dejó Aeromobil en 2017 para formar su propia empresa.

A diferencia de los muchos prototipos de taxis voladores que hemos visto en los últimos años, que son esencialmente drones multicópteros lo suficientemente grandes como para transportar pasajeros humanos, el Air Car de Klein Vision es un verdadero automóvil volador, uno que puede conducir en la calle o pilotar por el aire. Además del ya mencionado Aeromobil, otro competidor en este espacio es el Liberty de la empresa holandesa PAL-V.

El Air Car tiene dos asientos, una hélice montada en la parte trasera y alas que se pliegan cuando el vehículo cambia del modo vuelo al modo carretera. Todo sucede con solo presionar un botón.

La versión utilizada para la última prueba es un prototipo inicial. Como resultado, cuenta con una hélice fija y un motor de origen BMW que genera 160 hp. Se está desarrollando un prototipo más avanzado que representa más de cerca el modelo de producción con una hélice de paso variable y un motor de 300 hp. Esta versión, que Klein Vision utilizará para lograr la certificación de ruta y vuelo, está diseñada para navegar más rápido y más lejos.

El detallito que a muchos se les escapa, es que no basta que tu coche vuele. En el cielo no hay carreteras, y si se llenan de avioches o (cochones, como te guste más) van a chocar a cada rato.

La dificultad no es hacer que algo vuele, sino que no choque. Imaginate a tu taxista volando 300 m arriba de ti o cruzándose en tu camino a 300 sin traer radar ni obedecer a una torre de control.  

Naturalmente, existen otros desafíos importantes. Además de lograr un vuelo seguro y estable, los ingenieros también deben reducir el peso y, al mismo tiempo, cumplir con los requisitos de seguridad para un vehículo terrestre. El peso objetivo del Air Car es de 800 kilogramos o aproximadamente la mitad del peso de un vehículo convencional. La compañía ya promete un segundo modelo, una versión bimotor de cuatro asientos capaz de aterrizar en el agua.
Pero preferiríamos ver una avioneta con 4 ruedas y todo el equipo que alzar vuelo a la aventura como cuervo loco.