¡Ya hasta Lambo le entra al voltio en 1-2-3! O bueno, en 2-0-2-5

lamborghini-sian-roadster_100751208_h

Lamborghini se ha fijado el objetivo de reducir sus emisiones de carbono en un 50% con respecto a los niveles actuales para el año 2025, y dependerá de la electrificación para lograrlo.

En una presentación realizada anoche en la sede de Lamborghini en Sant’Agata Bolognese, Italia, el CEO Stephan Winkelman que a pesar del nombre parece italiano, flaquito y todo, expuso la estrategia de electrificación de la compañía para la próxima década, una estrategia que incluirá tanto híbridos como autos eléctricos.

stephan-winkelmann_100791935_h

Lamborghini ya ha incursionado en la tecnología híbrida suave (o “de apoyo”, como le decimos nosotros porque eso de “suave” o mild” es ridiculo) con el superdeportivo Sian de producción limitada lanzado en 2019, pero pronto vendrán más híbridos, esta vez como accesorios permanentes de la alineación.

Winkelman confirmó los planes para agregar el primer híbrido de producción regular de Lamborghini en 2023 en camino a una línea completamente híbrida para fines de 2024.
No dijo qué tipo de tecnología híbrida se planea, aunque su predecesor, Stefano Domenicali, en 2018 dijo que la tecnología híbrida enchufable se incorporaría a los futuros autos de Lamborghini, incluidos los sucesores de los superdeportivos Aventador y Huracan.