YA ESTA LISTO EL GOLF R de 8a edición. La verdad, la verdad, ¿para qué se molestaron?

a

Uno esperaría que la nueva generación de cualquier auto, incluya mejoras y cambios interesantes, no nomás decir “es nuevo” y ya.
El Volkswagen Golf – que para empezar ya no se fabrica en Puebla- sigue usando la ya un poco choteada “plataforma MQB” que también usan el Audi A3, el SEAT León, el Skoda y el… bueno, casi todo lo que sea parte del grupo.

d

Lo único interesante es que solo habrá de 4 puertas más portón, lo que enfurecerá a muchos que asocian “deportividad” con 2 puertas, demostrando así un desconocimiento de las fuerzas estructurales que mantienen a un coche agarrado al piso.
De hecho, la única variante será la guayín que en Europa sí la rifa y acá todos le chiflan.

El nuevo Volkswagen Golf R trae el mismo motor de cuatro cilindros turbo de 2.0 litros (TSI) que usaba en la generación pasada, aunque gracias a un par de “aprietes de tuercas” puede llegar a los 315 hp y 310 lb-pie de par.
Oohhhh.

Su transmisión también repite: es la conocida DSG (doble embrague) de 7 cambios con propulsión en las cuatro ruedas. Cabe destacar que este modelo también tendrá opción a llevar caja manual de 6 engranes. Su 0 a100 km/h es de 4.7 segundos y la máxima es 250 km/h.
Ahhhh.

c

Trae un nuevo diferencial que puede enviar hasta el 100% del poder del auto a una sola rueda, para hacer “drift” en nieve o arena si ese es tu gustirrín.
¿Ehhhh?

Para facilitar ese patinaje, las barras estabilizadoras son 10% más gruesas y la suspensión baja en 2 cm contra un Golf común.

En lo que sí se dieron vuelo, fue en ponerle elementos apantalla-bobos, como un asistente con reconocimiento de voz, pantalla gigante con navegación tipo waze, y un radio y asientos diferentes.

Y ya.

Es todo.

e

O sea, fanáticos VW, apúntense para que se los traigan todavía en 2021.

Si se lo traen y están contentos, se lo merecen.