“Los días de los V8s están contados”… dice el patrón de Dodge (Y NO por las leyes, sino por la fuerza brutal de los eléctricos)

cha

Los días del gran y corpulento V-8 podrían terminar pronto, a juzgar por los comentarios recientes hechos por el CEO de Dodge, Tim Kuniskis.
En una entrevista con la cadena CNBC difundida la semana pasada, Kuniskis dijo que los días de los V-8 sobrealimentados como los motores Hellcat de Dodge están contados, y no por la leyes y reglamentaciones contra la contaminación, sino como consecuencia de la electrificación, porque los niveles de desempeño que ofrecen los motores voltaicos acaban con todos los demás, llegaron para quedarse y probablemente mejorarán.
Basta con mirar los datos medidos del nuevo Model S Plaid de Tesla y entenderás. 

v8

Sin embargo, la desaparición de los motores Hellcat no se debe a que el mercado lo exija. A pesar de tener más de una década, el Challenger y el Charger de Dodge continúan vendiéndose a niveles casi récord, incluidos los modelos Hellcat que han acumulado “más” de 50,000 ventas en los últimos cinco años, según Kuniskis.
Más bien, culpó a los costos de cumplimiento como la razón de la eventual desaparición de los motores, particularmente la necesidad de modificarlos para cumplir con las últimas regulaciones de emisiones.

durango v8

Ya comenzamos a ver esto con el Dodge Durango SRT Hellcat 2021, que se eliminará gradualmente en breve ya que su motor no cumplirá con los nuevos requisitos de emisiones de EVAP para el año modelo 2022 en la plataforma de Durango.