Por la formación de Stellantis… ¿llegará Citroën de nuevo a México?

Los ingenieros de Citroën, una de las marcas más interesantes del nuevo conglomerado Stellantis, han sido vistos probando un modelo para remplazar a los C5/C6.

c5-6 rep

El C6 de Citroën sigue siendo uno de los sedanes de tamaño completo más atractivos. No, no confundir con un reciente modelo que algunos han visto (y no encontramos la foto), que se lanzó especial y exclusivamente para el mercado chino.
Estamos hablando del C6 diseñado por Jean-Pierre Ploué y lanzado en 2005. Todavía hoy te puedes dar cuenta de cómo influyó en el diseño de marcas tan lejanas como VW y otras que les copiaron las ideas.

c6

De hecho, el C6 fue un caso único donde Citroën “le prestó” su apariencia a un Peugeot (su hermano más ricachón pero no por ello mejor). Ha habido un gran vacío en la alineación de Citroën desde que el C6 dejó de producirse en 2012, un agujero que se hizo aún más amplio con la desaparición del sedán y de la camioneta C5, un poco más chicos pero igualmente innovadores, de Citroën. Reconocerás líneas que hoy abundan en otras marcas, sí, pero 15 años más tarde.

 

 

c5 sw

 

 

En fin, que este nuevo modelo que fue cachado por las cámaras de S Baldau /SB Medien ayudará a tapar ese agujero.

 Ya desde hace 4 o 5 años Citroën nos dejó ver para dónde iba con el concepto “Cxperience” presentado en el Salón Internacional del Automóvil de París de 2016 y que vimos al principio de este reportaje. El concepto era similar en tamaño al C5 pero al igual que el C6 presentaba un techo fastback y vidrios laterales “corridos” que se extendían desde el parabrisas hasta el medallón. Algunos dirían que una mejor interpretación del diseño es que sería una versión moderna del CX de Citroën construida entre 1974 y 1991.

cx

Después de todo, el nombre del concepto contiene una C y una X al principio.
La versión de producción parece casi idéntica al concepto. Combina elementos de un sedán con un SUV crossover, como lo que Ford planea en breve con su sedán Fusion.
Carlos Tavares, director de Stellantis, ya advirtió que piensa llevar oootra vez a Estados Unidos sus autos franceses a finales de esta década, aunque otra posibilidad sería que algunos de los modelos globales de Stellantis sean rebautizados (oh no! ¿otra vez la misma sopa que con FIAT?) para venta en NorteAmérica, posiblemente como Chrysler, una marca que definitivamente necesita nuevos productos, pero ojalá que sean, si es que subsiste, productos americanos genuinos y no disfraces mal hechos.