A Prueba: Honda CR-V ¡Sin sorpresas! ¿O sí?

Honda-CR-V-2020-800-05

Mi primer contacto con esta Honda CR-V Touring fue sorprendente; desde que uno ingresa al vehículo, se percibe una buena calidad en los materiales y es muy agradable a la vista (aunque algo serio y conservador).
La verdad, como siempre con esta marca.
O sea, la sorpresa en realidad no fue sorpresa.

1

La posición de manejo se encuentra fácilmente y de inmediato el confort se hace presente. Después de un par de minutos empleados para lograr la conectividad del celular con el vehículo, emprendí el inicio del recorrido por algunas avenidas y calles de la Ciudad de México, donde los baches, vados, topes, desniveles, etc. son el común denominador. Realmente me gustó la puesta a punto de la suspensión, tiene muy buen grado de confort absorbiendo las grandes imperfecciones, pero sin caer en lo “aguado” que en ocasiones provoca el “lancheo” en algunos autos.

2

La potencia me pareció más que suficiente, si bien no es algo que se asemeje con un auto deportivo, realmente se mueve de una manera muy ágil, se siente un andar ligero y sin problemas para adelantar autos con menor ritmo. Ya les gustaría a algunos vehículos de seis cilindros comportarse de esta manera.

La transmisión CVT funciona muy bien, aunque en ocasiones el arranque de 0 se siente lento.
Algo que sí me sorprendió fue que, al acelerar a fondo por varios segundos, llega al tope de revoluciones, baja 500, llega otra vez a tope y vuelve a bajar 500, esto lo repite en varias ocasiones simulando una caja de engranes con relaciones muy cortas.

3

El comportamiento de CR-V en autopista y carretera es excelente y, como dije antes, no se siente como auto deportivo, pero los muy bien logrados 188 hp y 179 lb/pie extraídos de su motor turbo de tan solo 1.5 litros, son más que suficientes, logrando rebases y recuperaciones de manera muy cómoda y ritmos constantes de velocidad superior a los 140 km/h sin sufrimiento alguno, aun en pendientes.

Honda CR-V lleva ya varios años consecutivos obteniendo premios y reconocimientos internacionales como la mejor camioneta familiar y no es para menos, la calidad de los materiales, el disfrute en su conducción, excelente espacio en asientos y para equipaje, su diseño moderno, y amenidades como el quemacocos, cajuela de acceso manos libres, cargador de celular inalámbrico etc., hacen de CR-V una muy interesante opción.

4

Debo confesar que es la primera vez que consideraría un vehículo como este para el uso diario dada su versatilidad y sus “casi” 0 defectos.

Honda-CR-V-2020-800-12

¿A qué me refiero?
En definitiva, se extraña un equipo de sonido de mayor calidad, tracción integral y la opción de poder “mandar” como nos plazca a la transmisión (aunque sea CVT), como algunas opciones de la competencia ofrecen.
A mi parecer, con algunos puntos como estos, CR-V se acercaría un poco más a la perfección.
Es decir, como siempre, sin sorpresas.
¿O sí?

                                                                                      Germán Inzunza