Toyota insiste que lo eléctrico es pasajero, y lo reitera con su Mirai 2021 de célula de combustible.

 

toyota-mirai_100774802_h

El sedán eléctrico de celda de hidrógeno, el Toyota Mirai, a nuestro saber el primero producido masivamente con este método de propulsión, ha sido rediseñado para el año modelo 2021, y las ventas de la nueva generación comienzan este mes.

toyota-mirai_100774800_h

El Mirai 2021 -que solo se vende en EEUU y solo en un par de Estados, ya leerás por qué- tiene un precio inicial de $50,455 dólares, aproximadamente $ 9,000 menos que el precio inicial del modelo de la generación anterior.

toyota-mirai_100774799_h

Para impulsarlo, Toyota te regala hidrógeno de cortesía por un valor de $ 15,000, lo que el fabricante de automóviles también hizo con el Mirai anterior.

toyota-mirai_100774795_h

O sea, por gangas no para, el problema es otro: encontrar una estación de servicio que suministre hidrógeno solo es posible en uno de los dos estados: California tiene 43 estaciones y Hawaii tiene una.
Toyota ha dicho que instalará sus propias estaciones de abastecimiento de hidrógeno en el noreste y otras partes del país para ayudar a expandir los mercados para el Mirai, aunque cómo y cuándo no está claro. Si no te importa la limitación de combustible, hay otras cosas buenas del Mirai 2021.
La nueva apariencia se presentó en el Auto Show de Los Ángeles 2019 y es mucho más sexy y elegante que antes. Y más grande.
La longitud se ha aumentado a casi cinco metros, en comparación con los 4.8 del Mirai anterior, y la distancia entre ejes se ha incrementado aún más.

toyota-mirai_100774797_h

El bastidor del nuevo Mirai, tomado del Lexus, también es más rígido que el que remplaza, y la conducción ha cambiado de las ruedas delanteras a las traseras, un grato cambio que debería resultar en un manejo más deportivo. No lo hemos manejado asi que no sabemos aun.
El único auto a celda de hidrogeno que hemos manejado era como una patineta con un asiento y la celda detrás, cortesía de GM.
Mas que manejar fue como estar en un laboratorio con ratones, gente en batas blancas y todo.


toyota-mirai_100774794_h


El Mirai 2021 está impulsado por un solo motor eléctrico (actuando sobre el eje trasero si ya dijimos que es de impulsión) que eroga 181 caballos de fuerza y ​​221 libras-pie de torque. El motor extrae su energía de pilas de combustible montadas muy en el piso debajo y/o de una pequeña batería de iones de litio.
Gracias a la batería, el Mirai puede recuperar energía al frenar y almacenarla para su uso posterior.

Toyota anuncia un rango de aproximadamente 650 kms con un llenado de hidrógeno, lo que es un 30% más alto que el modelo anterior.



Toyota-Mirai-3

Las celdas de combustible funcionan combinando hidrógeno con oxígeno del aire en un proceso que genera electricidad. El único subproducto es el agua, que se libera al medio ambiente en forma de vapor de agua. El hidrógeno se almacena en tres tanques de alta presión reforzados con fibra de carbono de 10,000 psi: uno montado longitudinalmente en el centro del automóvil; otro montado transversalmente debajo del asiento trasero y un tercero en la cajuela debajo de la batería. Los tres tanques juntos contienen alrededor de 5 kilos de hidrógeno y tardan unos cinco minutos en llenarse. 

toyota-mirai_100774796_h


El tablero está en gran parte libre de botones, ya que muchos de los controles habituales se han movido a una pantalla táctil estándar de 12,3 pulgadas. A esto se une una pantalla de 8.0 pulgadas que sirve como grupo de instrumentos. Y no te olvides de llenar un vaso, por si te da sed, lo pones en el escape y te lo bebes.

toyota-mirai_100774789_h

Otras características incluyen lo de siempre, por no dejar: asientos con calefacción, una pantalla frontal a color, control de clima de tres zonas, una pantalla táctil trasera para control de clima y audio, una cámara de vista envolvente y un sistema de audio JBL de 14 bocinas.
También hay funciones electrónicas de asistencia al conductor que incluyen asistencia de estacionamiento, advertencia de colisión con detección de peatones y frenado automático de emergencia y control de crucero adaptativo. 
Si bien la mayoría de los fabricantes de automóviles en estos tiempos se centran exclusivamente en los automóviles eléctricos de batería -enchufables o no- para una conducción sin emisiones, Toyota insiste que se ha hecho demasiado ruido con las baterías y todavía ve un lugar para el hidrógeno en recorridos de larga distancia, particularmente en el segmento de camiones.
Toyota se asoció recientemente con Kenworth para construir un puñado de camiones semirremolques eléctricos de celda de combustible para usar en una prueba en la región de Los Ángeles.

Así que no te apuntes todavía a menos que trabajes en Bimbo o en Coca y estés encargado de llevar un trailer hasta Nogales.
Porque por lo pronto, a ver quién te lo recarga.