¡Ay, Chihuahua! Un veneno muy potente

venom

El Hennessey Venom (“veneno”) F5, a poco más de tres años después de su presentación, está ora sí “ya casi listo” para el mundo.
Las entregas del hiperdeportivo súper exclusivo (Hennessey construirá solo 24 ejemplares) comenzarán el próximo año después de que la compañía someta al automóvil a una revisión final para ajustar la máquina de alta potencia.
Hennessey afirma que el F5 será capaz de alcanzar una velocidad máxima de 500 kilómetros por hora. Hennessey alcanzará esa velocidad gracias a su V8 ​​de 6.6 litros biturbo que genera 1,817 caballos de fuerza y 1,193 libras-pie de torque.
Los acelerones de cero a 100 kilómetros por hora tomarán menos de tres segundos, según la compañía.
Hennessey afirma que se puede alcanzar de cero a 200 kph en 4.7 segundos. El potente maquinón a bordo le saca provecho al peso vacío de 1.360 kilogramos del auto, lo que le da una relación potencia/peso de 1,289 caballos de fuerza por tonelada.

2021-hennessey-venom-exterior

Este peso relativamente ligero proviene del chasis monocasco de fibra de carbono hecho a la medida, con un “espinazo” estructural (¿recuerdas el del vocho?) pero de carbono y que no llega a los 90 kilos y hasta los paneles de la carrocería son de fibra de carbono.

Todo en el automóvil está centrado en el conductor, con un interior vistoso pero pocos adornos. El conductor se sienta en una cabina apretada con un volante inspirado en una cruza entre un bastón de mando de avión y un auto de carreras de F1.

tablero f5


Hennessey le rebanó la parte superior del volante para mejorar la visibilidad y fomentar la colocación adecuada de la cabeza contra el respaldo del asiento. No suena cómodo pero hay cada quien…
El volante mismo lleva todos los controles para las luces, limpiaparabrisas, direccionales (que no mmn, quién las va a prender a 500 km/h!) y modos de manejo.
Ofrece cinco modos de conducción: Sport, Track, Drag, Wet y F5. La configuración F5 es la única capaz de acceder a la potencia máxima disponible del automóvil. Sin embargo, cada uno modifica la entrega de potencia, el frenado y la tracción del automóvil. Hennessey enruta la potencia a través de una caja de cambios semiautomática de siete velocidades hacia las ruedas traseras que usan unas 345/50 Michelin Pilot Cup Sport 2 envolviendo rines de 20 pulgadas pero que no sabemos de qué material son. Adelante cuenta con otras iguales pero más chicas de  265/35 con rines de aluminio forjado de 19 pulgadas. 
Ya les avisaremos cuando lo vayan a probar en el desierto de siempre para que rentemos un camión y vayamos todos a verlo… 
¡y oirlo!