El auto volador AirCar V5 ya realizó sus primeras pruebas. Pero ese no es el chiste

La empresa eslovaca, Klein Vision, informó del primer vuelo de un auto que realmente despliega sus alas y vuela. ¡Pero ese no es el chiste! Repetimos. Lee cuál sí lo es.

Bautizado AirCar V5, este coche volador puede transformarse de vehículo de carretera en vehículo aéreo en menos de 3 minutos. El auto-avión, que fue diseñado por el profesor Stefan Klein, completó esta semana dos vuelos a 1500 pies de altitud desde el aeropuerto Piestany en Eslovaquia, logrando dos patrones completos, incluidos dos despegues y aterrizajes.

Stefan-Klein_Anton-Zajac

El profesor Stefan Klein ha dedicado su carrera a los autos voladores. Es un modelo biplaza que pesa 1100 kg (los coches pueden ser pesados, pero los aviones deben ser ligeros) y puede llevar una carga adicional de 200 kg por vuelo.
Impulsado por un motor BMW 1.6l, el auto-avión tiene una potencia efectiva de 140HP. Su autonomía de viaje estimada es de 1,000 km y un consumo de vuelo de 18 litros por cada hora de vuelo.

Pero hacer volar un coche no tiene gracia, eso no es lo difícil.
Eso se inventó desde hace décadas y se llaman avionetas.  Su problema no es volar, sino no chocar y dónde aterrizar.

El verdadero tapón es cuando cada quien tenga el suyo en su garage ¿quién controlará sus vuelos? Y más si todos son pilotos aficionados que les urge llegar a la oficina.
Los aviones tienen una dimensión extra con respecto a los coches. Pueden ir más arriba o más abajo, su altitud es variable,  pero además te pueden salir de cualquier lado porque allá arriba no hay carreteras ni señales.

El chocadero va a estar cañón. 
Y mientras eso no se resuelva (un control aéreo efectivo) ninguno va a despegar legalmente, porque lo que este señor -y muchos más- han “inventado” son avionetas que pueden rodar en calles, pero no coches que efectiva y seguramente puedan volar.