Aquí caben 807 hp… pero ¿cabrán en tu coche?

El Hellcat Redeye V-8 sobrealimentado de 6.2 litros ahora se ofrece como un motor de Mopar que te venden suelto y completo, listo para instalar.


870

 

Ya está disponible y con un precio de lista sugerido de unos $450 mil pesotes si te lo mandas traer de allende el Río Bravo.

Esencialmente es el mismo motor que se usa en el Dodge Challenger SRT Hellcat Redeye y el Charger SRT Hellcat Redeye, pero el motor “armado” Hellcat Redeye produce 807 caballos de fuerza y ​​717 libras-pie de torque con combustible de 91 octanos.

Esos son aumentos de 100 hp y 67 libras-pie por encima del actual motor “Hellcrate”, que Mopar seguirá vendiendo junto con el motor Redeye.

2021 Dodge Charger SRT Hellcat Redeye: The supercharged 6.2-lite

Si bien ambos son Hemi V-8 sobrealimentados de 6.2 litros, el Redeye tiene un supercargador (o sea, presuriza las cámaras de combustión por vía mecánica, y no a partir de los gases del escape, como los turbos) más grande (2.7 litros, frente a los 2.4 litros del Hellcrate), que genera 14.5 psi de impulso, en comparación con los 11.6 psi de impulso del Hellcrate.

El motor Redeye también cuenta con una línea roja más alta de 6.500 rpm (frente a las 6.200 rpm del Hellcrate) y otras mejoras. Te lo pueden vender acoplado a una transmisión de 8 velocidades. Claro, pagando una lanita más. 

Si tienes un coche -o camión- listo para recibir este monstruo, llégale. Nosotros insistimos que más que tener potencia, lo importante es tener con qué controlarla y dirigirla, pero justo en ese tema, la marca no se ha puesto las pilas, aunque bien que ya se sabe el camino pero -en manos italianas- se resiste a seguirlo.