VW reacomoda sus marcas para poder alcanzar su metas eléctricas.

A medida que el Grupo Volkswagen cambia su enfoque hacia los autos eléctricos de alto volumen y a la tecnología de conducción autónoma, la costosa factura para electrificar sus marcas de nicho como Bentley, Bugatti, Ducati y Lamborghini se vuelve cada vez más difícil de justificar.

2021-bentley-flying-spur-mmp-1-1595611033

 

Ha habido rumores en los últimos meses sobre la posibilidad de que VW Group se deshaga de una o más de las marcas, y el domingo, un semanario alemán informó que Bentley se convertirá en una subsidiaria de Audi.

La medida, que según las fuentes podría ocurrir en 2021, allanaría el camino para un mayor intercambio de tecnología entre las dos marcas. En pocas palabras, serán copias una de la otra, cada una con su emblema.

lamborghini-huracan-evo-rear-wheel-drive-spyder_100746288_m

Por su parte, Lamborghini es oficialmente una subsidiaria de Audi, pero la agencia noticiosa Reuters informó a principios de octubre que podría ponerse a la venta en la Bolsa a través de una escisión, similar a lo que hizo Fiat Chrysler Automobiles con Ferrari en 2015.

Citando dos fuentes familiarizadas con el asunto, Reuters informó que VW Group está buscando hacer que Lamborghini sea más independiente dentro del grupo, en términos de intercambio de partes y acceso a proveedores, para hacer posible una oferta pública inicial en el futuro. Se ha hablado de esta escisión -o sea, separación completa- de Lamborghini desde 2019, incluso desde antes de que llegara la pandemia del coronavirus Covid-19.

No se ha tomado ninguna decisión y, si se da luz verde, es probable que VW Group conserve una participación mayoritaria en acciones de Lamborghini, según los enterados.

Ducati también es una subsidiaria de Audi, pero no está claro qué depara el futuro para la marca italiana de motocicletas.

bug

En cuanto a Bugatti, la muy respetable revista inglesa Car informó en septiembre que VW Group podría vender Bugatti a Rimac (una empresa croata de tecnología de vehículos eléctricos) a cambio de una mayor participación en sus productos y desarrollos.

O sea, “yo te doy mis coches más aparatosos, si tú me das las pilas para todos mis demás coches”. Como que todo esto da un poquito de pena ajena, ¿no?