Desde los años 20, Lincoln abría caminos en México

¿Sabías que el primer influencer surgió en los años 20 cambiando la percepción de toda una marca?

image003

  • “Lincoln llega a todas partes y en magníficas condiciones”, esta percepción se multiplicó gracias al primer influenciador de la marca.

lincoln-model-l-phaeton

Ciudad de México, 14 de octubre, 2020 – Un influenciador es aquella persona que cuenta con un alto nivel de credibilidad respecto de uno o varios temas en boga; incluso, muchos de ellos se han convertido en embajadores de diversas marcas. Pero, más allá de la actualidad y el mundo digital, la realidad es que este nivel de influencia ya existía mucho antes de las redes sociales y de las aplicaciones de videos con coreografías divertidas. Es más, mucho antes de que la televisión contara con sus primeras imágenes a color.

Fue en los años 20 cuando se hizo evidente un cambio que marcaría las siguientes décadas. La moda, la música, el cine y los rascacielos trajeron consigo un cambio radical en el estilo de vida de las grandes ciudades, que generó, sin lugar a duda, uno de los nuevos sueños del siglo: moverse a través de estas grandes urbes de modo único y eso sería a través de los primeros vehículos.

1920s-Lincoln-768x480

En ese entonces, tener un automóvil ofrecía un estatus dentro de la sociedad. Vivir la experiencia de manejar y escuchar música de esa época te convertía en toda un “estrella de cine” de la época, y es aquí donde hace su aparición Othón Vélez, empresario, socialité y primer influenciador de Lincoln México.

Fue en el año de 1925 cuando Othón Vélez se convirtió en el viajero automovilístico más temerario del momento, al emprender una excursión a bordo de un Lincoln modelo 1925 desde la Ciudad de México y hasta el puerto de Veracruz, aun sabiendo que era un auto del segmento de lujo, que en su momento no se consideraba el vehículo ideal para caminos extremos, ya que no existían caminos y carreteras con las mejores condiciones para trasladarse de una ciudad a otra, como la autopista México-Veracruz, ni libramientos y mucho menos casetas.

Edsel Ford, hijo de Henry Ford, guiado por su pasión por la estética y el diseño, convenció a su padre de comprar Lincoln Motor Company, teniendo la creencia de que un coche puede y debe ser elegante y hecho para cada estilo de vida. Y efectivamente, la marca Lincoln en aquella época, como en la actualidad, tenía cualidades de rendimiento e ingeniería que debían ser dadas a conocer y que se desconocían por la creencia de que, al ser una marca de lujo, no tenía la potencia o capacidad para realizar viajes prolongados. Fue gracias a aquella travesía en donde Othón, sin saberlo, ayudó a Edsel a comprobar que tal teoría estaba equivocada: Lincoln iba más allá de la elegancia que caracterizaba a la marca.

Durante este viaje, Vélez experimentó la fuerza de tracción y poder de este Lincoln modelo 1925, sobrepasando obstáculos como arenales, terrenos empedrados y caminos que se creían intransitables para un auto premium.

Al llegar al puerto de Veracruz, había una persona esperando el vehículo, que se sorprendió al darse cuenta de que había llegado en magníficas condiciones a pesar de la aventura realizada. Tal hazaña no se detuvo ahí, más adelante un reportero dio a conocer la noticia bajo el encabezado “Lincoln llega a todas partes y en magníficas condiciones”.

Lincoln es una marca con un gran legado que, desde hace 100 años, y en honor al presidente Abraham Lincoln, le abrió a Ford un camino para competir en la categoría de vehículos premium.

De acuerdo con la historia, una marca de automóviles que transportó y estuvo en los garajes de músicos, artistas, celebridades e incluso presidentes, fue Lincoln. Nombres como Elvis Presley, Frank Sinatra, James Brown y un sinfín de presidentes de Estados Unidos, disfrutaron de la elegancia, confort y distinción que solo Lincoln ha ofrecido a lo largo de su existencia.

A 95 años de esta aventura en la que se encaminó Othón, hoy Lincoln cuenta con un portafolio confirmando lo que aquel influencer de la época demostró: que el desempeño, la potencia, el confort y la elegancia se pueden combinar logrando llegar a todos los consumidores con una opción que se adapta a cada personalidad, desde la juvenil y vanguardista SUV Lincoln Corsair, Navigator o con Aviator Grand Touring, que ahora da inicio a una nueva era de electrificación para la marca.

“Lincoln está comprometido a evolucionar constantemente y es por ello que, a lo largo del tiempo, se ha transformado hasta lograr lo que conocemos hoy como la marca de autos premium, que ofrece lo último en tecnología para mover a nuestros clientes de una manera effortless a través del mundo bajo nuestra filosofía “Lincoln Way”, que consiste en crear experiencias cálidas, humanas y personalizadas” afirmó Rosángela Guerra, Directora de Lincoln México.

Lincoln-Cosmopolitan-102692

Muchos años más tarde, otros Lincoln atravesaron el país entero para ganar la original Carrera Panamericana, esa legendaria contienda donde lidiaban solo los más fuertes y Lincoln se hizo famoso dejando atrás a Mercedes y Ferraris.

@FordMX
@LincolnMexico
@Julieta Melendez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s