De este Ferrari solo habrá UNO. Y ya tiene dueño, pero si quieres saber…

La más reciente creación única y hecha a mano de Ferrari es esta: se llama Omologata.

omologata_01

En realidad se trata de un V12 GT de dos puertas, basado en el 812 Superfast, hecho para un “cliente europeo exigente” del que se reservan el nombre, según declaró la propia marca.

Pero aunque debajo de la piel está el ya conocido Gran Turismo de gran potencia de Ferrari, solo el parabrisas y los faros originales se asoman al exterior. Tiene un acabado en Rosso Magma (que en italiano quiere decir color “lava al rojo vivo”) con una discreta pero más bien horrible calcomanía de carreras aplicada en las puertas y el cofre, en las que ese número siete es un saludo a las siete décadas de historia de la marca.
El misterioso “dueño” dijo que le gustaba la idea (allá él, pero es suyo y de nadie más) aunque en realidad solo hay uno, éste, el 7.

omologata_02El frente tiene una rejilla ovalada y dos fosas nasales poco profundas justo debajo de la línea del abultado cofre…

omologata_04

…y por detrás muestra un conjunto más bien estilo retro de cortes horizontales. Ha de ser un viejito nostálgico, el nuevo dueño (grrr, ¡qué envidia nos da!)

omologata_01

Un amenazante faldón trasero que parecen fauces -o una complicada fascia negra, según se le vea- así como una cola de pato de suave curvatura ayudarán al Omologata -cuando ya lo estrenen y vaya a más de 200- a aplicar su gran potencia al asfalto sin salir volando.