Hace 95 años se inauguró la primera planta automotriz en México e inició una relación de amistad y cariño con nuestro país

¿Sabías que FORD repatrió a mexicanos que trabajaban como migrantes en su planta en Detroit cuando inauguró su armadora mexicana en 1925?
Así obtuvo empleados pre-entrenados y contentos de volver a su país con un empleo digno y bien pagado.  

02 Hasta en las mejores familias


Tienes que enterarte de esta historia, y sabrás más por qué México y Ford tienen una relación especial y extraordinaria.

infografia Ford 95 2020-01

 

 La primera fábrica de ensamble en México producía tan solo 25 vehículos al día, iniciando el camino de éxito para la industria automotriz
 Actualmente, además de la producción de vehículos, Ford de México es de los principales exportadores de motores y transmisiones para el resto del mundo
 Hoy, a 95 años de esta inauguración, las plantas en Cuautitlán y Hermosillo desarrollan dos de los modelos más icónicos de la marca, el primer vehículo eléctrico en el país y Bronco Sport
respectivamente

henry

En buena medida, quien provocó el establecimiento de su primera planta en Ciudad de México, fue Edsel Ford (hijo de Henry) quien le propuso a su padre ensamblar en el país del que ambos estaban enamorados y contentos con las ventas de sus coches. Henry decía que era mejor embarcar sus coches al país, que era más sencillo.
Pero Edsel imperó y se iniciaron los trabajos,

Hace un par de meses, el 23 de junio del año en curso para ser exactos, Ford cumplió 95 años en México, fecha en la que la firma del óvalo azul llegó a transformar la movilidad como la primera empresa automotriz en establecerse en el país, convirtiéndose así en precursor de la creciente industria automotriz.

¿Sabes cómo comenzó la historia de producción de Ford en México?

Un día como hoy, pero de 1925, inició la historia y relación de Ford con México con la inauguración de la primera planta de ensamblaje de Ford en el país, encargada del montaje y acabado de autos en calzada de Balbuena y prolongación Candelaria en la Ciudad de México. Esta planta inició produciendo cinco Ford Modelo T al día, modelo que enseñó el arte de conducir a numerosos mexicanos y estandarizó el volante a la izquierda, diseño que fue imitado posteriormente por la totalidad de los fabricantes, con excepción de los ingleses.
La decisión de Henry Ford de abrir una pequeña planta ensambladora en la ciudad de México, resultó fundamental. Por un lado, esa inversión significó el inicio de la industria automotriz mexicana y, por otro, fue el detonador de nuevas y mayores inversiones industriales y financieras.
Con el paso del tiempo, la producción de Ford se trasladó a las afueras de la ciudad y con ello, paulatinamente, se fue incrementando el número de unidades que se producían de las plantas mexicanas hacia el resto del mundo, desde el Modelo A, Cougar, hasta Mustang.

El número de automóviles y camiones Ford que circulaban por esas fechas en el país, había desbordado la capacidad de los importadores y concesionarios para atender las necesidades de
mantenimiento, refacciones y control de calidad de todos esos vehículos. Por tal razón, uno de los retos que enfrentó Ford para establecer su primera planta en México, fue la incorporación de mano de obra capacitada y la proveeduría de insumos y piezas básicas para el funcionamiento de los automóviles. Para resolver el primero, se decidió repatriar a obreros y técnicos mexicanos que
trabajaban como inmigrantes en las plantas de Detroit, mientras que para el segundo se hizo trabajo previo de desarrollo de proveedores de neumáticos y otros aditamentos.
La planta ensambladora de San Lázaro, en la que laboraron 260 trabajadores, inició con la producción de cinco vehículos Modelo T por día. Para esta época, Ford preparó para su circulación
3,200 autos y 1,943 camiones. Los simpáticos modelos T en sus múltiples variantes, como el sobrio Tudor sedán, cuyo costo era de $1,894 pesos y un descapotable Touring de $1,035 pesos, formaba, junto con taxis y camiones de la misma plataforma, parte del paisaje citadino.
En la actualidad, llegando a la segunda mitad del año 2020, Ford cuenta con cuatro plantas en distintos puntos del país, con un aproximado de 10,197 empleados en México, un centro de
ingeniería que cuenta con alrededor de 2,000 ingenieros que desarrollan productos y patentes para el país y para el mundo, con una clara visión hacia el futuro.
A 95 años de inaugurar la primera planta de montaje y acabado en Balbuena, Ford de México es actualmente clave para la corporación a nivel global por su papel estratégico en el desarrollo e innovación de vehículos. Es por esta razón que hoy la planta de Ford en Cuautitlán se convertirá en la primera en producir el primer vehículo eléctrico en el país, el ya famoso Mustang Mach-E. Por su
parte, la planta de Hermosillo será la encargada de la producción de una de las versiones la sexta generación del Ford Bronco, tras 24 años de ausencia del mercado. Este icónico modelo, el cual además de ser producido por manos mexicanas, fue creado y liderado por ingenieros mexicanos y, se espera que esté a la venta en México a finales de año.
Ford culmina diciendo: “Desde hace 95 años Ford está comprometido con México, nuestra pasión es la que nos impulsa a avanzar con el país, y son los retos y logros que hemos atravesado los que nos han mostrado que la fuerza y motor está en nuestra gente.”

@FordMX
#ford #historia #modelt #bronco #mustang