¡PRONTO! (en todos los sentidos) A fines de año llegará el CX30 TURBO

Primero fue el hatchback, en seguida el sedán y ahora será el turno del crossover.
2020-mazda-cx-30

Hace pocas semanas, al Mazda3 le dieron justo lo que le recetó el doctor: más potencia.
Y ahora parece que el CX-30 estará recibiendo la misma fórmula pues el crossover también está a punto de adoptar la todopoderosa inducción forzada.

2020-mazda-cx-30 (3)

Esa placentera sensación de fuerza que solo sientes cuando estás a nivel del mar, estás a punto de disfrutarla sin importar dónde andes con tu coche, así sea a 5 mil metros de elevación en el nevadísimo Popocatépetl.
Lo que hace un turbo, en realidad, es como si reunieras todas las atmósferas del mundo, las comprimieras  y se las metieras al motor por la garganta.
Ad ovum -se diría en latín, para no sonar groseros.

No hace falta decir que usará el mismo motor de gasolina turboalimentado de 2.5 litros con 250 caballos de fuerza y ​​320 libras-pie (434 Newton-metros) de torque si optas por ponerle gasolina de 93 octanos o 227 hp y 310 libras-pie (420 Nm) cuando se alimenta de la de 87.

Si bien nuestras “orejas” nos anticipan que el CX-30 Turbo será un buen fajo de billetes más caro que el CX-30 normal, más asequible con todo y tracción total, esa no sería una comparación muy justa.
Esto se debe a que la versión Turbo tendrá más equipo estándar que lo que tienen sus hermanos aspirados.

Igual que sus hermanos “coches” con turbocompresor, el CX-30 se empujará y jalará a sí mismo usando ambos ejes -la combinación ideal para un manejo recio. 

2020-mazda-cx-30 (2)

Contará además con algunas mejoras visuales desde las menos sutiles como rines de 18 pulgadas y carcasas negras de los espejos laterales, hasta puntas de escape más grandes y luciendo el emblema “Turbo ”.  No te fijes en las fotos, estas son todavía del CX-30 apirado, porque no se dispone aún de las del turbo.

Si te vas al nivel de equipamiento superior (y pagas más, claro), Mazda enriquecerá tu coche con vestiduras de cuero, una pantalla de visualización frontal, portón trasero eléctrico y un sistema completo de navegación.
Además, el CX-30 Turbo de rango medio (los nombres y variables dependerán de cada mercado, y dado que nos leen en varios países, generalizaremos) vendrá con un sistema de sonido Bose de 12 bocinas (por favor, no se dice “bosé”, eso es el cantante; se dice “bous”, que así suena el apellido del fundador) así como espejos y volante con calefacción.

El tope de gama que la encabezará, agregará un sistema de monitor de vista envolvente, sensores de estacionamiento, frenado trasero de emergencia, abre-puertas integrados para la puerta del garaje y otras ventajas.

2020-mazda-cx-30


Dada la locura actual por los crossover, hay muchas posibilidades de que el CX-30 Turbo acapare gran parte de las ventas del segmento.
Mazda México todavía no ha anunciado el rango de los precios, pero en cuanto los sepamos se los comunicaremos peso sobre peso.

2020-mazda-cx-30 (4)
La producción está programada para comenzar en noviembre, lo que significa que todavía falta un rato antes de que la rauda empresa del Zoom-Zoom comience a entregarlos a sus ansiosos clientes.

@MazdaMexico @MazdaOficial