Mercedes-Benz GLA, prueba en colaboración

Con frecuencia, los medios de comunicación de distintos países nos topamos en eventos de lanzamiento o presentación. Eso enriquece las opiniones que cruzamos y que esperamos que ustedes disfruten.

Mercedes-Benz-GLA_US-Version-2021-800-16

Rara vez Mercedes-Benz tiene que mejorar un mal automóvil, pero su pequeña SUV Clase GLA es la excepción a la regla. Cuando Mercedes presentó la Clase GLA y su hermano sedán Clase CLA para el año modelo 2014, ambos representaron una forma más o menos accesible de “subir” a la marca Mercedes.

Mercedes-Benz-GLA_US-Version-2021-800-78

Pero ambos sufrieron de rodamientos demasiado firmes, materiales interiores deficientes y asientos traseros diminutos, además de una plataforma compartida basada en la a todas luces inapropiada tracción delantera, cuando que los entusiastas esperan que Mercedes sea más profesional y ofrezca autos de impulsión o de plano traccción integral.

2021-mercedes-benz-gla-class_100756941_h

Lamentablemente, para la segunda generación del GLA, Mercedes sigue terca con  la plataforma de tracción delantera, aunque mejora todo lo demás. El GLA crece en casi todas las dimensiones y el espacio de los asientos traseros es el que más se beneficia. El interior usa mejores materiales y trae un sistema de información y entretenimiento más avanzado aunque eso ya saben que nos vale gorro, nosotros analizamos coches, no consolas de juego.

Mercedes-Benz-GLA_US-Version-2021-800-6c

Por su parte, la suspensión fue suavizada para una mejor calidad de conducción. La dinámica de conducción del Mercedes-Benz GLA 250 4Matic 2021 sometido a prueba puede ser de una calidad no tan “premium” pero suave sí es. Con tracción delantera, el GLA se maneja igualito que un Honda o un Hyundai. Es la razón principal por la que los entusiastas sienten que los verdaderos modelos de Mercedes comienzan de la Clase GLC para arriba, con el eje trasero siendo el encargado de mandar la potencia al piso.

2021-mercedes-benz-gla-class_100756925_h

Eso no quiere decir que la potencia o la dinámica de la camioneta GLA resulte mala para la gran mayoría de los conductores o viajeros. Pero para los puristas sí.

La suspensión de la GLA consta de cartuchos isométricos (o sea, la omipresente MacP) con una horquilla de aluminio en la parte delantera, pero atrás se luce más con  una suspensión trasera independiente y además con multibrazos, de cuatro elementos de sujeción.
No tiene amortiguadores adaptables, dirección en el eje trasero ni barras estabilizadoras activas, pero no necesita esas características para producir un manejo tranquilo y una conducción suave, muy mejorada respecto al modelo previo. El volante que trabaja muy directo y el tamaño compacto del GLA le dan movimientos ágiles para ser una SUV, y una altura de conducción 1.5 cm más elevada combinada con un nivel de cintura más alto lo hacen sentir más como un SUV en comparación con el último modelo, que se sentía más bien como un hatchback alto y duro al rodar.

2021-mercedes-benz-gla-class_100756921_h

Sin embargo, el GLA no brinda la sensación de solidez ni el carácter más equilibrado del GLC, que brinda la impulsión y nunca se siente ni remotamente emparentado con su primo más grande, el GLC.
El GLC tiene un mejor equilibrio de peso con menos componentes de la línea de transmisión en la parte delantera. Eso le da (al GLC) un manejo más equilibrado y neutral en comparación con el diseño frontal y pesado del GLA, que induce al subviraje cuando lo metes un poco pasadito en una esquina. Se clava y se sigue de narices y si no más, es porque no tiene mucho empuje que le ayude.
O sea, el GLA mejoró en mucho, pero dado que al ladito convive el GLC, vemos que no mejoró en todo.
Sigue trabajando Mercedes, ahí la llevas.