Cuando le dices a tu vendedor de Porsches…

CKENG