Por fin: el nuevo M-B Clase S ya sin pijama (aunque todavía sin peinar)

Ya todos los medios lo habíamos espiado los últimos meses, pero con un grueso pijama de camuflaje.
Hoy el nuevo Mercedes S-Class por fin se lo quita.

1

 

Por  cortesía del sitio “cochespia” en idioma portugués, salieron a la luz estas imágenes -aparentemente tomadas mientras le quitaban el disfraz- que  revelan un diseño exterior muy familiar (si algo se vende bien, no le muevas, ya hemos dicho) pero con un interior renovado que no tiene nada en común con el modelo actual.

El W223 (código interno) sigue el lenguaje de diseño reciente de la compañía, como el aplicado al CLS, pero obviamente en un tamaño más grande.
Las calaveras son bastante similares a las de ese otro, solo que esta vez hay una pieza relativamente gruesa de molduras metálicas que abarca todo el ancho de la parte trasera.

2

Esos dobles escapes parecen ser de mentiritas, lo que desafortunadamente es algo a lo que ya deberíamos estar acostumbrados.  Hoy importa más el adorno que la función.

Ya reportaremos las novedades mecánicas en cuanto se den a conocer, al cabo que aquí en México solo ha de haber dos o tres verdaderos interesados -uno de ellos, Carlos Slim.