Si tienes un Audi R8 y sus 500+ caballos no te son suficientes, ya hay solución…

Hennessey Performance Engineering es un “tunero” tejano reconocido por sus mejoras de potencia para carros gringos, pero también ofrece “mejoras” para algunos exóticos europeos.

a

Hennessey ha presentado un “trabajito”para el Audi R8.

Consiste en instalar un doble turbocompresor para el V-10 de 5.2 litros del R8, con lo que le sube la caballada a 912.
Es un gran brinco comparado con el R8 de serie que ofrece 562 hp o seiscientos y feria en el V10 “Performance”.

Para lograr este impresionante aumento del 50%, Hennessey agrega un par de turbocompresores de precisión (¿a poco hay turbos “imprecisos”?) sistemas de admisión y escape de alto flujo, un intercooler, un sistema de aceite hecho a la medida y te regala todas las tuberías necesarias para que todo lo demás funcione.
Por el chistecito completo, ¡te cobra $80,000 dólares! (encima del precio del coche, por supuesto)

b

Ah, por cierto, dado que el R8 no es más que un Lamborghini Huracán disfrazado de alemán, el tratamiento y el precio le aplican igual al italiano cachondo.

Por cierto… ¿Sí te acuerdas que Lamborghini se lee igual que Spaghetti, verdad?
Y si a la pasta no le dices “espayeti”, tampoco al Lambo.

Staff