¿Cuál es el auto con mejor manejo en el mundo entero? Este.

Pilotos y diseñadores de gran calibre coinciden: ni un Porsche -deja tú un Ferrari o un Jaguar- ni siquiera un súper deportivo, son capaces de brindar un manejo tan profesional y satisfactorio como este.

6

Entre ellos, el más devoto es Gordon Murray, que está trabajando en el T50, un súper deportivo con motor V-12 al que describió como el verdadero sucesor del McLaren F1, que diseñó hace ya tres décadas y que todavía es para muchos (menos para él mismo) “uno de los mejores del mundo”.

1

El veterano diseñador, quien en su carrera de 50 años ha colocado varios autos de carreras de Fórmula Uno como ganadores del campeonato, originalmente planeó usar sus años de experiencia utilizando la F1 como punto de referencia para el manejo del T50, en lugar de alinearlo contra cualquiera de los súper deportivos e incluso hipercars, que él considera demasiado pesados ​​y complejos para ser comparados con el T50.

Eso fue hasta que recibió su Alpine A110 hace un año.

2

En entrevista con una revista inglesa de carreras, Murray dijo que el pequeño auto deportivo de 4 cilindros tiene el mejor manejo de todos lo que ha manejado.

El Alpine es “el mejor auto para manejar y manejar y seguir manejando”, dijo Murray. “Es mejor que un Porsche. Es mejor que los súper deportivos. Es absolutamente brillante”. No es la primera vez que escuchamos esa opinión. Incluso nuestro colega Alekos Konstantonis siempre ha defendido al Alpine como uno de los mejores del mundo.

Otros pilotos, en diferentes generaciones, incluyendo a dos multicampeones del mundo y diseñadores distinguidos, como Carlos Sánchez, tijuanero egresado del Art Center College y uno de los fundadores de Motor y Volante, que es ahora diseñador emérito en Torino, Italia, señalan al Alpine A110 como el mejor auto que jamás se haya fabricado, desde el punto de vista de un manejo extraordinario.

Murray y su equipo desarmaron al A110 para descubrir sus secretos y determinaron que no había nada extraordinario, excepto el equilibrio y buen tino con el que fue creado.