A prueba: Subaru Forester Touring

Aparece la nueva  Subaru Forester con su versión más equipada, Touring, cuyo equipamiento no solo es lucidor sino también útil.

Subaru-Forester-2019-800-09

La Forester -de hecho todas las camionetas Subaru- posee una nariz inconfundible. Puede gustarte o no, pero la reconoces.

Subaru-Forester-2019-800-10

Por dentro, sin embargo, el habitáculo se vuelve  cálido y moderno, gracias a la tapicería de cuero en tonos de bosque, que encontramos no
solo en los asientos, sino también en las puertas y en la consola.
El sistema de infoentretenimiento tiene una  pantalla de 8 pulgadas y el audio está cargo de la casa Harman Kardon con 8 bocinas. Que cuando  vayan cuatro ocupantes, les tocará una para cada oreja. Eso nos parece un poco absurdo, porque sonido 360° o no, el efecto estéreo (el corazón de un buen sonido) no puede multiplicarse. Y hasta eso, Subaru es de las que menos abusan de esta idea.
Esta versión ahora incluye de serie un paquete de seguridad denominado Eyesight, capaz de monitorear el entorno de la camioneta y advertir al conductor de la posibilidad de un accidente; así, cuenta con advertencia de cambio de carril, control de crucero adaptativo, advertencia de tráfico cruzado y frenado automático también de reversa, no vayas a pensar que nomás para adelante.
Lo dicho, creemos que las cosas teccnológicas se estan pasando de tueste.

Subaru-Forester-2019-800-12

También presume rines bitono de 18 pulgadas, retrovisores con carcasas de aluminio y con luces direccionales integradas, además de rieles parcialmente cromados en el techo para todavía más maletas.

Subaru-Forester-2019-1024-01

Ya en manejo cotidiano, la Forester aporta las cualidades de manejo que la han distinguido a lo largo de cinco generaciones.
Además de un motor bóxer 4 cilindros, se cuenta con el exclusivo sistema de tracción integral Symmetrical AWD, que desde luego mejora la adherencia en piso mojado o resbaloso, sin sacrificar
una conducción apta.
Si las cosas se ponen feas, como enfrentando una brecha de lodo y rocas sueltas, la Forester ofrece un modo de manejo Nieve/Polvo, para terrenos resbaladizos, y otro Nieve/Lodo, para condiciones en las que las llantas pudieran atascarse.
Y esa es la principal virtud de esta marca, la verdad. Sus habilidades una vez que la sacas del asfalto, si bien dudamos que cualquier comprador mexicano jamás quiera ni mancharla. Lo que sí nos resultó una grata sorpresa fue el precio. En M/V no somos muy fijados en ese “detalle” porque nos concentramos en un análisis técnico, no en el comercial que es otro campo por completo. Igual de importante, pero que te lo puede resolver cualquier visita a una agencia o hasta a su página web.

Comienza en menos de $480,000 así que si tú prefieres decidir nada más por eso, pues con eso te basta.
A nosotros nos interesan más otras cosas y en éstas, esta camioneta cumple, y bien, aunque con un poquito en exceso para lo que normalmente usamos en nuestro mercado.

O sea, para Canadá, fantástica. Acá, nada más igual de buena que sus competidoras.

@SubaruMx