¡Por fin salió! Mustang eléctrico, potente y con cuatro puertas, justo lo que está de moda global

Ford Mustang Mach-E se estrena con un rango de 500 km, cuatro puertas, hasta 459 caballos de fuerza (equivalentes) y una silueta que derrite.

e2

El modelo GT Performance ofrece hasta 459 caballos de fuerza, en su equivalencia eléctrica que quién sabe cómo se calcula, pero eso dicen.

El Ford Mustang tiene un linaje histórico que abarca varias décadas, presenta cientos de variaciones y asciende a más de 10 millones de modelos vendidos.
En el mundo de los “muscle cars” (autos musculosos, que es el segmento que él mismo inventó) es uno de los vehículos más exitosos que se hayan hecho jamás..
Pero con el futuro ya encima de nosotros, el icónico Pony Car necesitaba adoptar un nuevo enfoque y por cierto, muuuuy dramático.

e3e4

El Ford Mustang Mach-E es el primer Mustang eléctrico de producción masiva y es además el primer crossover Mustang.

e5

Se presenta como un trampolín ineludible, aprovechando el nuevo entusiasmo de Ford hacia un futuro electrificado, y combinando gran capacidad, alto desempeño y eficiencia, todo en un solo gran paquete alimentado por una batería.

El Ford Mustang Mach-E viene con dos opciones de paquete de baterías de iones de litio: rango estándar y rango extendido.

La versión de rango estándar utiliza un paquete de 288 celdas de 75.7 kilovatios-hora, enviando energía a un motor trasero muy potente, mientras que la opción de rango extendido usa un paquete de batería más grande (de 98.8 kilovatios-hora con 376 celdas) que reparte su energía a dos motores, uno en el eje delantero y  otro el trasero. Toda esa electricidad lo dispara al mejor de dos mundos posibles: un alcance máximo de casi 500 km (483, para ser exactos) por cada recarga en ciertos niveles de equipamiento y cuando está equipado con la batería opcional de rango extendido que también juega con los parámetros mecánicos del eje trasero. Suponemos, todavía sin saber con exactitud, que cambia entre otras cosas la relación final. Su presentación en el salón del automóvil de Los Ángeles presagia una nueva ola de modelos y un cambio radical, por lo menos por la década que sigue, de nuestros hábitos de compra y de manejo automotriz.