Cuando el pasado nos reencuentra… ¿O nosotros a él?

Este Cadillac presume sus más de 70 años de vida luciendo sus pasmosas y larguísimas colas, de cuando Detroit quería emular a Cabo Cañaveral.
Un  tesoro para la vista, no nada más nostálgico

caddy