Land Rover Discovery se gana su sueldo

La DISCOVERY IMPULSA LA INVESTIGACIÓN MÓVIL SOBRE LA MALARIA

malaria

Ciudad de México, 21 de agosto de 2019: El Land Rover Discovery ha celebrado su 30º aniversario desempeñando el papel de laboratorio móvil en una iniciativa pionera en el África subsahariana, como parte de la última Beca Land Rover.
El equipo de Mobile Malaria Project cruzó cuatro países en una versión especialmente convertida del todoterreno más versátil de Land Rover. Por primera vez probaron con éxito la última tecnología de secuenciación genética portátil en ubicaciones remotas fuera de la red,
e incluso generaron datos para sus socios mientras conducían.
Conduciendo un Discovery desarrollado por Land Rover Special Vehicle Operations y dirigido por el Dr. George Busby, el equipo trabajó con científicos locales para extraer y analizar ADN en lugares remotos, generando datos genéticos útiles en cuestión de horas. Por lo general,
los científicos tienen que esperar semanas para obtener los datos después de obtener, preparar y enviar las muestras a laboratorios extranjeros para su análisis.
La Beca Land Rover 2018, otorgada en colaboración con la Royal Geographical Society (con IBG), apoyó al equipo de tres investigadores de la Universidad de Oxford en un viaje de 7,350 km (4.567 millas) a través de Namibia, Zambia, Tanzania y Kenia.
El Dr. Steve Iley, Director Médico de Jaguar Land Rover, dijo: “La malaria afecta a millones de personas en todo el mundo cada año. En Jaguar Land Rover nos apasiona utilizar nuestra tecnología para ayudar a los expertos en su campo a marcar una diferencia real, y la
Beca Land Rover es un buen ejemplo de ello. Estamos realmente orgullosos de que el descubrimiento único desarrollado por nuestro equipo de Operaciones de Vehículos Especiales haya ayudado a probar que la secuenciación remota de ADN es posible, incluso en lugares de difícil acceso”.
El Discovery fue equipado como un laboratorio móvil de secuenciación genética, aprovechando al máximo su espacio de carga de 1,137 litros con una nevera/congelador para almacenar de forma segura los suministros científicos, un sistema de configuración de espacio de carga a medida para alojar el equipamiento del equipo y una batería de expedición a bordo. Un toldo solar doble especialmente diseñado, un kit de rescate, un cabrestante, pistas de arena y lodo, un portaequipajes y luces de conducción nocturna LED completaron
la lista de modificaciones. Además, el trabajo científico fue realizado por una serie de máquinas de secuenciación genética compactas, MinIONs.
El líder del proyecto, el Dr. George Busby, dijo: “El Discovery fue la herramienta perfecta para el trabajo. Tomó los diferentes terrenos a su paso y llevó todo nuestro kit con facilidad y lo llevó a cabo como un laboratorio móvil. Sin el apoyo de la Beca Land Rover simplemente
no hubiéramos podido dar este importante paso de probar la viabilidad de la secuenciación remota de ADN en el campo de la prevención de la malaria”.
La Malaria es la tercera enfermedad infecciosa mortal más grave del mundo y el 90% de los casos se producen en África. La distribución de la resistencia a los medicamentos en los parásitos que causan la malaria y la resistencia a los insecticidas en los mosquitos que la
transmiten varía en todo el continente, y el análisis genético es una forma de proporcionar información importante sobre dónde reside la resistencia para los programas locales de control. Identificar y comprender los insecticidas más eficaces contra las poblaciones locales
de mosquitos, y los tratamientos más eficaces contra los parásitos que portan, son cruciales para los esfuerzos futuros de control de la propagación de la Malaria.
Durante el viaje de dos meses, el equipo demostró que es posible capacitar a las personas para utilizar la tecnología y generar información sobre el grado de resistencia de una población, a partir de los datos genéticos utilizando únicamente el equipo que llevan consigo
en el Discovery, lo que demuestra el valor de la secuenciación regional y que estos procesos ya no están restringidos a los grandes laboratorios centralizados.
Como resultado de este éxito, Land Rover ha anunciado a los ganadores de la beca 2019, un equipo de mujeres que viajará a través de zonas rurales remotas de África Oriental con la ayuda de un Discovery a medida. Reunirán evidencia sobre los factores que influyen en la
adopción de tecnologías de manejo de plagas por parte de los agricultores, centrándose en el gusano del ejército de otoño, una plaga altamente destructiva que amenaza la seguridad alimentaria.
Además, las solicitudes para la Beca Land Rover 2020, que será la primera en utilizar el nuevo Defender, se abrirán el 1 de septiembre. La fecha límite de inscripción es el 30 de noviembre de 2019.

Acerca de la Beca Land Rover.

La Royal Geographical Society (con el Institute of British Geographers) es el socio humanitario y de conservación más antiguo de Land Rover y la beca de Land Rover busca apoyar el avance del conocimiento geográfico. La iniciativa anual proporciona 30.000 libras esterlinas
y el uso de un vehículo para realizar un viaje desafiante con un propósito geográfico que promueva una mayor comprensión o disfrute de la geografía. Ahora está en su duodécimo año.

En proyectos anteriores se han visitado lugares extremos que van desde el calor árido de Jordania, para investigar la gestión del agua en la región, hasta las temperaturas inferiores a los 40 grados de Siberia, el lugar más frío del hemisferio norte.
Para obtener más información sobre la beca Land Rover o para iniciar una solicitud, haga clic aquí: http://www.rgs.org/LandRoverBursary

Acerca del Proyecto Móvil contra la Malaria.

Como ganadores de la Beca Land Rover 2018, el Dr. George Busby del Big Data Institute de la Universidad de Oxford, Jason Hendry y el Dr. Isaac Ghinai recorrieron 7,350 km por toda África de marzo a mayo de 2019 para documentar las innovaciones y los desafíos actuales
en la eliminación de la malaria, una enfermedad infecciosa parasitaria transmitida entre los humanos por los mosquitos.
Utilizando un Land Rover Discovery especialmente modificado, y trabajando con científicos locales en Namibia, Zambia y Kenia, el equipo se propuso conocer el estado actual de la malaria en tres países y trabajar en colaboración para probar la viabilidad de la tecnología de
secuenciación genética móvil.

El trabajo realizado por el Proyecto Móvil contra la Malaria ha sentado las bases para que sus colegas africanos utilicen máquinas secuenciadoras genéticas portátiles en sus investigaciones sobre poblaciones de parásitos y mosquitos. En el futuro, los datos genéticos generados en diversas plataformas, incluidos los dispositivos
portátiles de secuenciación genética utilizados por el proyecto móvil contra la Malaria, podrán utilizarse para vigilar y cartografiar la resistencia a los insecticidas y los medicamentos antipalúdicos, dos de las mayores amenazas para el control de la enfermedad.

La Beca Land Rover fue otorgada por primera vez por la Royal Geographical Society (con IBG) en 2007, ofreciendo financiamiento y el uso de un vehículo Land Rover, como parte de una asociación que se remonta a más de 35 años. La beca se concede cada año a un equipo
entusiasta que emprende un viaje en el que un Land Rover es parte integral para promover una mayor comprensión y disfrute de la geografía y para llevar a los beneficiarios más allá de
sus límites y fronteras normales.