A como vamos… ¡así será tu nuevo auto deportivo!

Eléctrico y de manejo autónomo, sin echar molestos humos por el escape, ¡pero también sin volante!

tram

Para aliviar tu conciencia, no contaminará, cierto, pero tampoco tendrá volante, jajajaja

Salir a dar una vuelta será tan divertido como andar en un tranvía.