Hola… ¿ya de regreso?

Esta mañana revisamos las tablas con la actividad periódica de seguidores. Y ¡oh, sorpresa!

regresados

Si recuerdan, hubo una “crisis” reciente cuando defendimos que las barras traseras no son necesariamente elementos de seguridad, sobre todo si no forman parte de la estructura de la jaula de seguridad ni van montadas sobre una carrocería de genuina deformación programada.

Pero ni con todas las explicaciones del mundo logramos que entendieran el tema, que aparentemente a muchos les pasaba por encima de la cabeza.

Nos dijeron de todo (vendidos, putos, pendejos…) y nos dieron hasta con el caño.
Otros más se enojaron peor porque nos defendimos por lo menos a mentadas, jajaja.
Porque no somos de palo, ¡qué caray!

Como sea, muchos amenazaron -o de plano lo cumplieron- con dejar de seguirnos y no volver a leernos nunca jamás.

Les dijimos adiós con un pañuelito blanco.
Eso fue hace como dos semanas.

No saben, evidentemente, que nuestro portal lleva un estricto récord de todos los que entran y todos los que salen, y se dio cuenta del retorno de “los hijos pródigos” y nos avisó, que una vez pasado su colerín,  ya casi todos están de regreso, jeje.
Son los de color  durazno, que se salieron pero regresaron.

Suponemos que ya cotejaron que lo que decíamos es técnicamente correcto.

Bienvenidos, pásenle a lo barrido.