VIDEO: Mira cómo viven -en realidad- los superautos, especialmente en Monte Carlo donde la carrera es solo un día al año.

El resto del tiempo, los superautos “pastan” como cualquier vaca y ni se acuerdan del número de cilindros que tienen bajo el cofre. Mira el video -y escucha los mansos motores- en nuestro canal en youtube.

 

Ya cuando es un día “emocionante” es porque llevaron al abuelo (el propietario) y su señora al Casino, para que apuesten las joyas de la familia.
Esta es su vida real.
Si se fijan, solo el nacote en Miami lo ruge y da un arrancón para presumirlo a la cámara. Ese se merece una Caribe correlona, no uno de estos.